Penelope

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2593 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 7 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
ULISES VISTO CON OJOS DE MUJER

*...PENÉLOPE...*

2. Penélope (en griego Πηνελόπη) es un personaje de la Odisea. Penélope es la esposa del personaje principal, Ulises.
Ella espera durante veinte años el retorno de su marido de la Guerra de Troya. Por esta razón se la considera un
símbolo de lafidelidad conyugal hasta el día de hoy. Mientras su esposo está fuera, Penélope es pretendida por múltiples hombres. Para mantener su castidad ante la ausencia de su marido, ésta idea un gran plan. Les dice a los pretendientes
que aceptará la desaparición de Ulises, con la consecuente promesa de un nuevo
matrimonio,cuando termine de tejer un sudario, en el que estabatrabajando.Para mantener el mayor tiempo posible
este tejido , procura deshacer por la noche lo que creó durante el día,y de esta forma soporta los 20 años.
Justo cuando Ulises llega a casa, difrazado de mendigo, los pretedientes se rien de él , desafiandole a la prueba impuesta
por Penélope, supera la prueba descubriendo asi Penélope a su amado.(1,2)

3.canto IVersos del 328-366
La discreta Penelopea, hija de Icario oyó de lo alto de la casa la divinal canción, que le llegaba al alma; y bajó por la
larga escalera, pero no sola, pues la acompañaban dos esclavas. Cuando la divina entre las mujeres llegó a donde estaban
los pretendientes, detúvose junto a la columna que sostenía el techo sólidamente construido, con las mejillascubiertas
por espléndido velo y una honrada doncella a cada lado. Y arrasándosele los ojos de lágrimas, hablóle así al divinal aedo:
—¡Femio! Pues que sabes otras muchas hazañas de hombres y de dioses, que recrean a los mortales y son celebradas por
los aedos, cántales alguna de las mismas sentado ahí, en el centro, y óiganla todos silenciosamente y bebiendo vino, perodeja ese canto triste que constantemente me angustia el corazón en el pecho, ya que se apodera de mí un pesar
grandísimo que no puedo olvidar. ¡Tal es la persona de quien padezco soledad por acordarme siempre de aquel varón
cuya fama es grande en la Hélade y en el centro de Argos!
Replicóle el prudente Telémaco: —¡Madre mía! ¿Por qué quieres prohibir al amable aedo que nosdivierta como su mente
se lo sugiera? No son los aedos los culpables, sino Zeus, que distribuye sus presentes a los varones de ingenio del modo
que le place. No ha de increparse a Femio porque canta la suerte aciaga de los dánaos, pues los hombres alaban con preferencia el canto más nuevo que llega a sus oídos. Resígnate en tu corazón y en tu ánimo a oir ese canto, ya queno
fue Odiseo el único que perdió en Troya la esperanza de volver; hubo otros muchos que también perecieron. Mas, vuelve
ya a tu habitación, ocúpate en las labores que te son propias, el telar y la rueca, y ordena a las esclavas que se apliquen
al trabajo, y de hablar nos cuidaremos los hombres y principalmente yo, cuyo es el mando en esta casa.
VolviósePenelopea, muy asombrada, a su habitación, revolviendo en el ánimo las discretas palabras de su hijo. Y así que hubo subido con las esclavas a lo alto de la casa, lloró a Odiseo, su caro consorte.

canto XIX
Versos del 1-122. Entrevista de Penélope con el mendigo(Ulises). Ulises y telémaco se quedan solos y, alumbrados
por Atenea, retiran toda las armas del salón. Telemaco se va adormir y Ulises se queda en la estancia.
Entran Penélope y la sirvientas. Tras reprender a la insolente Melanto por insultar de nuevo al forastero, Penélope
inicia su conversación con el mendigo (Ulises).
Versos del 123-162. Penélope se lamenta de sus males ante el mendigo (Ulises).

Y respondiéndole a continuación dijo la discreta Penélope:
(Penélope) "Forastero, y en verdad que...
tracking img