Pensamiento iperoamericano

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1564 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El estudio del pensamiento iberoamericano ha estado hasta la fecha subordinado a categorías de valores creadas para otros pueblos, a los cuales el iberoamericano se parece muy poco. El resultado de tales estudios ha sido, o bien tratar de demostrar una adaptación original del pensamiento europeo a la circunstancia iberoamericana; o bien negar rotundamente la existencia de un pensamiento autóctonoy hablar solamente de una imitación vaga, superficial de lo ya pensado en Europa: “En la exposición de ideas ajenas, se irá perfilando nuestra manera de sentir y pensar” (Pogolotti 133). Nos encontramos de este modo ante una situación peculiar. Por una parte poseemos un gran número de pensadores que, conscientes de su función—como el Alberdi de la cita que encabeza este estudio—, dedicaron susvidas a buscar soluciones de los problemas iberoamericanos. Por otro lado, nos enfrentamos a la curiosa realidad de que no pocos de los historiadores de este pensamiento afirman, implícita o explícitamente, con Manfredo Kempff, que “el americano ... hasta hoy no ha demostrado ser poseedor de ninguna capacidad filosófica” (Kempff 34-35).

Para comprender mejor el alcance de la posición que aquí,aunque de manera forzosamente esquemática, vamos a desarrollar, hagamos de nuevo uso de la interpretación que da Manfredo Kempff. Parte este crítico del supuesto de que “nuestra historia de la filosofía es la historia de la filosofía europea, llegada unas veces más o menos a tiempo y otras con gran retraso” (Kempff 31). Por ello, al historiar lo iberoamericano, su propósito será únicamente tratar deestablecer la periodización europea en el campo americano en una sucesión cronológica. Para justificar su posición supone que la cultura iberoamericana es la misma cultura europea: “¿cómo nosotros, inmersos en las formas culturales de Occidente, íbamos a ser creadores de una filosofía que no correspondiera al espíritu de dicha cultura [europea]?” (Kempff 32-33). Basándose en tal principiorecomendará al filósofo americano “hacer filosofía sin 'tipos', olvidándonos de nuestra situación de americanos y peor aún de nacionales. Filosofar sub specie aeterni—bajo la imagen de lo eterno—, pero en ningún caso bajo la imagen de América” (el énfasis es mío, Kempff 43). El alcance de estas afirmaciones adquiere su dimensión más significativa cuando se tiene en cuenta que Kempff, como boliviano,pertenecía a un pueblo que, incluso en la década de los cincuenta, contaba con una población en su mayoría indígena y que en gran parte ni siquiera hablaba español. Pretender que la cultura boliviana hasta mediados del siglo XX se encontraba “inmersa en las formas culturales de Occidente,” era desconocer su propia realidad. Quizás ésta sea la causa por la que todavía no se ha hecho la historia delpensamiento iberoamericano, aunque se hayan estudiado con bastante detalle, eso sí, sus relaciones con el europeo.

Sin poder entrar aquí en el análisis de qué es la filosofía, bástenos afirmar para los propósitos de este estudio, que parto de la convicción de que todo pensador responde a una circunstancia concreta; tanto sí acepta los problemas que la circunstancia le presenta como si los ignora;tanto si se plantea la filosofía como teoría o si se la plantea como práctica. Los pueblos europeos—como hicieron antes los griegos y romanos—han desarrollado sistemas filosóficos totalizadores en un continuo y renovado intento de dar respuesta a los problemas que su sociedad les planteaba, o con el propósito de armonizar soluciones ya propuestas. En cada caso se admitía como supuestoincontrovertible que Europa era el centro de la civilización, y que su verdad poseía valor universal. El filósofo, por supuesto, trataba aquellos problemas que surgían de la circunstancia y de la época que representaba, pero al buscar soluciones también creía que éstas lo eran para toda la humanidad; por ello construía grandiosos sistemas y en su exposición, precisamente por su pretensión de universalidad,...
tracking img