Pericias legales para arquitectos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2490 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Trabajo Práctico Nº 22
NARRACIÓN OBJETIVA: Este es un caso de daños originados por mala praxis en la dirección de obras y por vicios de construcción.

La Sra. María Costa y su marido, el Sr. Juan Costa, con el fin de construir una vivienda unifamiliar, tomaron contacto con la Arq. Carla Simens. Estaprofesional les proporcionó un presupuesto por Proyecto y Dirección de Obra bastante conveniente, y el matrimonio Costa lo aceptó. Tras el pago de un anticipo, y luego de un mes y medio (tras haberse registrado la documentación municipal) se dio inicio a la obra, una vivienda unifamiliar de 180 m2 cubiertos en la calle Céspedes 2773 de esta Ciudad.
La obraparecía desarrollarse con normalidad: el matrimonio Costa contrataba la mano de obra que le era recomendada por la profesional y pagaba religiosamente los certificados de obra.
Además, adquiría los materiales en un corralón de la zona y en cuanta casa del ramo le era recomendada por la profesional. La mano de obra se componía de pequeños contratistas(algunos de ellos extranjeros sin residencia en el país).
Pero al poco tiempo, más exactamente a los cuatro meses de iniciada la obra, el matrimonio Costa notó que la construcción evidenciaba groseras fallas que a los ojos de un inexperto en construcción (tal era el caso de los Costa) era más que evidentes: paredes fuera de plomo, revoques finos fratazados que no eran tales –con textura similar ala de un revoque grueso- carpetas para solado con serios problemas de desniveles, cielorrasos aplicados a la cal con una textura similar a la de un revoque grueso, anárquica ubicación de cajas de electricidad para interruptores, filtraciones de agua de lluvia en todos los techos de tejas francesas, y hasta cañerías de agua, gas, electricidad, que por haber sido colocadas antes de haber efectuadoel revoque grueso, en algunos casos se manifiestan casi sobresaliendo del revoque y en otros casos, se sitúan casi en la mitad del espesor de muro.
A todo esto, el matrimonio pagaba puntualmente todos los certificados de obra, y los honorarios de la arquitecta (que cobraba en recibos no oficiales). Pero ellos notaban que lo que se pagaba “no se luce”, como comentaba la Sra. María. Se pagaba muchopor ver poco resultado.
En tanto los vicios constructivos se comenzaron a acumular ante la pasividad de la profesional, el matrimonio le hizo los reclamos correspondientes, pero la arquitecta se justificaba diciendo que todas las tareas eran totalmente perfeccionables al entregarse definitivamente la obra. No obstante, los problemas siguieron, y hartos de no ver resultados cuando la obra estabaavanzada en un 85%, el matrimonio le hizo un serio reclamo verbal a la profesional, que llevó a una áspera discusión, y que terminó en gritos, llantos y denuestos de alto tenor oral, ante los albañiles y el plomero. La arquitecta Simens se retiró muy ofuscada no sin antes exclamar airadamente que iba a desligarse de la obra, que le adeudaban honorarios y que iban a vérselas con sus abogados. Elmatrimonio Costa abonó ese mismo día al personal empleado en la obra lo que se les debía, pagó la última cuenta del corralón, y suspendió las tareas de obra.
A las 48 horas, el matrimonio Costa recibió una Carta Documento firmada por la arquitecta Simens en la cual les comunicaba el desligamiento de sus tareas profesionales e intimaba al pago de honorarios adeudados. El matrimonio Costa, porconsejo de unos amigos, concurrió a ver a un abogado, el Dr. Horacio Benitez.
Combinaron una cita, a la cual el matrimonio Costa acudió con todos los comprobantes, recibos, notas, cartas, fotografías, y demás documentación habida. El Dr. Benitez propuso una forma de trabajar en el caso, por lo cual -tras convenir los honorarios por su labor- aceptó patrocinarlos. Y les sugirió en forma urgente...
tracking img