Periodismo ficcion y realidad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1896 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La realidad es aquello que existe y que sabemos que existe. Lo que no conocemos no es real porque ignoramos su existencia. Hegel (1770-1831) nos regaló el enigma más sinuoso cuando afirmó en 1820, en el prefacio de su Filosofía del Derecho, que “todo lo que es racional es real; y todo lo que es real es racional.” Esta ocurrencia aparentemente inofensiva y ni siquiera llamativamente ingeniosa haimpregnado de interpretaciones ideológicas el concepto de realidad hasta un punto inimaginable, si no nos preocupamos en advertir las consecuencias habidas. Cierto que todo lo que es racional es real porque no es una proposición excluyente, no impide aceptar que lo irracional también lo es. Pero la segunda parte de la proposición, la que afirma que todo lo que es real es racional, no es posibleaceptarla porque excluye de la realidad la irracionalidad. Sin embargo la ilógica de este pensamiento ha impregnado nuestro conocimiento y nuestra concepción de las cosas de la vida. Por influencia de Hegel hay una tendencia generalizada en el mundo occidental a equiparar la realidad con la racionalidad admitida, que es la única posible. Aquello que se aparte de este presupuesto es la irracionalidad.Será la auténtica realidad.
Esta forma de pensar pudieras parecer un poco ilógica para algunos autores o filósofos, pero dicho sea de paso no pudiéramos visualizar una realidad, sino es con las acciones que ya tenemos conocidas dentro de nuestro entorno social o también en el plano de la divinidad.
En este inicio de nuevo siglo XXI, aún se percibe en el mundo occidental la influencia de Hegelsobre el concepto de la realidad: se la equipara a la noción de la racionalidad del poder. Junto a ello, un fondo de nihilismo y una divinización de la técnica, la consagración del espectáculo mediático y el perfeccionamiento de las estrategias de la propaganda, el exceso de información como moderna artimaña de censura, aparecen como realidades que han hecho temer por la posibilidad del futurodel periodismo. Pero son las preguntas las que hacen avanzar al ser humano y no las certezas de los juicios. Por eso, en una prospección sobre la realidad periodística es conveniente preguntarse acerca del sentido de la prensa y por el sentido de la realidad; evaluar cómo se cuentan las historias de nuestro mundo y sopesar las posibilidades narrativas que tenemos a la hora de explicar y mostrar laracionalidad del ser humano y su irracionalidad. Y aceptar que la realidad siempre será una conformidad incompleta y dividida.
A pesar de que muchas sociedades se encuentran en una etapa de desarrollo económico y otras tantas ya han logrado superar esa línea, la censura no deja de revestir las publicaciones de muchos medios de comunicación que desafortunadamente tienen que echar mano deinvenciones que provocan la falta de credibilidad de los lectores, aun que parezca sorprendente, la prensa tiende a manejar la realidad social de un país, ya sea a su conveniencia o en beneficio de alguien más.
Los periodistas no son filósofos. Sin embargo pronto aprenden la formulación de preguntas para poder actuar en su profesión. Preguntas empíricas, inmediatas, que permiten saber, ordenar elpensamiento y estructurar un relato urgente: ¿qué? ¿Quién? ¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Cómo? ¿Por qué?
El arte de la realidad: prospectivas sobre la racionalidad periodística formales que plantean la consistencia o la validez de los hechos, de los dichos la demostrabilidad de lo que se cuenta, el método de expresión más conveniente, el para qué se cuenta; que acude a explicarse ante sí mismo aquello que noentiende para poder a su vez explicarlo a los receptores de su información. En realidad, el periodista actúa siempre con preguntas, pero, a diferencia del filósofo, tiene poco tiempo para hallar las respuestas y depende de aquellos que le suministran la información. Aun así, se le exige veracidad que es el contraste con las fuentes, precisión y buen relato. Con un juicio presto para cada caso...
tracking img