Perro viejo ve más lejos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 28 (6896 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 16 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
“Perro viejo ve más lejos…”[1]
1) Por qué estas líneas.

Nunca escribo para mis amigos de la AIDC, alguna vez me invitaron a hacerlo, por suerte nunca me echaron por ser discreto y callarme.

Sin embargo, me mueven a escribir algunos cambios en mi vida. El trabajar con la pobreza cotidianamente, el reaprender -a partir del trabajo que hago- el verdadero ynunca bien explicado sentido religioso de la misericordia,[2] estando en vísperas de conmemorar la primera invasión a América[3]; mientras vivimos las consecuencias mediatas de la Segunda invasión, esta vez ya a la Iberoamérica;[4] y el también cierto relativismo que otorga ser un cuarentón entrado en carnes.

No voy a negar una fuerte influencia de las condiciones físicas de mientorno: alterno mi vida entre una meseta árida y gélida -donde un mirto verde es vida-, y unas montañas más áridas y gélidas, donde por suerte les traje la lluvia -megalómano que me dicen-. El monte frío te hace introspectivo. En estas condiciones, carpáticas, balcánicas, el angos es menester educarlo para que no nos haga una trastada. Parte de esa educación es tener un poco de fé.Creo que en estos momentos tumultuosos hay que ver más lejos.

Vivo escribiendo para mi trabajo, escribí para otras publicaciones, pero nunca para mis únicos amigos desinteresados –esos son Uds. por si no les queda claro-. Prometo explicaciones antes que citas indicativas “de haberme leído todo”.

En fin, que el estado de ánimo me mueve a dejar la tranquila sombra en laque estuve lagarteando a la hora de la siesta y hacer una pequeña comunicación. Mis amigos decidirán qué destino darle.

El sistema, el sistema de este tumulto, es una distopía en los términos de Stuart Mill, o mejor una cacotopía: sobre la base de una promesa de paraísos futuros mucha gente ve peligrar lo que atesoró en su pasado y se siente sin futuro.

El esquemaeconómico del mundo es una utopía disfuncional.

La experiencia vital de ser argentino, y ejercer como tal, implica haber vivido años de dictadura, que en los años setenta hayan nacionalizado la deuda privada de los bancos, miseria, haber sido defraudado laboralmente, haber sido defraudado a secas también, recordar los saqueos de 1989, el efecto tequila -1995-, la crisis asiática-1997-, la que le siguió que no me acuerdo, el 2001 cuando muchos hombres para preservar la dignidad de dar sustento a sus hijos rebuscaban en las basuras de otros más afortunados.

Tener conciencia que a muchos de ellos en la "época de vacas gordas" tampoco les procuramos trabajo, con lo cual los convertimos en "pobres estructurales" y ahí sí los degradamos. Rapiñando lo que pudieren yque fuera de algún valor.

Ser argentino, cuando se procura en serio, más que un pasaporte es un estado de conciencia.

Este saber ya instalado en lo vital me lleva a ser optimista en este desaguisado neocon en que nos encontramos, hayamos hecho lo que hubiéramos hecho.

Es un momento en el cual viene a mí comprensión lo injusto que es el pensamiento desdeel “norte” sobre el “sur”.

Hoy un Director del FMI llama a “salvar a los bancos grandes” de los países ricos y pone a disposición unos 250.000 millones de dólares.

En el 2002 no había nada a disposición de salvar las deudas de los productores agropecuarios bonaerenses.

Teníamos que sufrir por nuestra iniquidad. ¿Será la influencia calvinista delpensamiento norteamericano?

En aquel momento, eran “contagios” entre países malos –nosotros- a otros buenos que estaban de acuerdo con el ALCA.

Las palabras también matan: el estigma del apestado, castigado por Dios por su iniquidad, que debe sufrir una cura lenta y dura. Hoy son “crisis globales” porque la padecen los EUA. ¿Le seguimos echando la culpa a los calvinistas?....
tracking img