Personalismo mounier

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 53 (13240 palabras )
  • Descarga(s) : 24
  • Publicado : 29 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Índice

Introducción Página 2

Biografía Página 4

Desarrollo Página 5

ConclusiónPágina 24

I. Introducción

La doctrina elaborada por este filósofo francés se localiza históricamente en el tiempo entre los años de 1930 a 1950; esto es, con una comprensión del mundo que tenía todavía fresca o reciente la experiencia de dos devastadoras guerras mundiales. La Primera Guerra Mundial posibilitó que laobra de Mounier “Manifiesto al Servicio del Personalismo” contara con un material de posguerra muy rico para el debate y la crítica profunda. El “Manifiesto” personalista fue escrito cuando el autor francés contaba con treintaiún años de edad. La fecha exacta del prefacio de su obra en mención tiene como fecha 1936; es decir, cuando en el mundo primaban las ideologías sistémicas que en lopolítico se consolidaban como bandos contrarios e irreconciliables a la luz de sus principios, aunque flexibles a la hora de las transas o coaliciones por conveniencia táctica y circunstancial.
En ese sentido, Mounier dirige su “Manifiesto” contra la ideología sociopolítica de su tiempo, formulando puntualmente una propia doctrina de índole personalista, porque pone énfasis en la persona humana dentrodel desenvolvimiento de las sociedades organizadas. Por tanto, no tarda en chocar, en un acto de defensa de principios intelectuales, con el liberalismo capitalista y el marxismo socializante de la época, además del fascismo por cierto. En lugar de alinearse con cualquiera de las ideologías sistemáticas del momento, con los consecuentes réditos políticos, el autor francés prefiere la soledad delcreador; esto es, la inicial incomprensión, acompañada por las previsibles consecuencias y ataques “desde todos los frentes”. Tal fue el precio del lanzamiento de su “Manifiesto”, aunque también, en términos actuales, la total indiferencia es una forma de aniquilar al creador. Después de todo, las sociedades en donde reina la exclusión social, no hacen mucho esfuerzo para aplicar su arma preferida:la indiferencia como nota característica de la no inclusión social.
Sin tratar de emular al estilo del manifiesto comunista de Engels y Marx, la obra de Mounier, escrita en 1936, no puede evitar caer en la tentación de la emisión de la declaración de principios, de corte personalista, pero también de carácter provisional, como el mismo autor lo señala en su prefacio, seguramente más como muestrade sencillez y humildad de pensamiento que como inestabilidad en su construcción doctrinaria. Es de señalar que el prefacio de “Manifiesto al Servicio del Personalismo” está inmediatamente acompañado por un escrito que rotula “Medida de nuestra acción”, en el cual desde el inicio define específicamente al personalismo, en términos que se refieren a la doctrina personalista como propia de todacivilización que afirma el primado de la persona humana sobre las necesidades materiales y sobre los mecanismos colectivos que sostienen su desarrollo.
Mounier tiene tanta consideración a la civilización que la lleva a los niveles de una respuesta metafísica frente a una “llamada metafísica”, pero no elude la obligación intelectual de precisar la definición. Y en tal sentido, para el filósofo francésla civilización viene a ser el progreso coherente de la adaptación biológica y social del hombre a su cuerpo y a su medio; la cultura es concebida como la ampliación de su conciencia, la soltura que adquiere en el ejercicio del espíritu, su participación en cierta forma de reaccionar y pensar, particular de una época y de un grupo, tendente a lo universal; y la espiritualidad es definida como...
tracking img