Perspectivas y realidades del comercio con españa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1034 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Universidad Insurgentes Plantel Tlalpan
Alumno:
Materia : política Internacional Contemporánea
Fecha 26 de febrero de 2010.

PERSPECTIVAS Y REALIDADES DEL COMERCIO CON ESPAÑA
Londres, 25, 10 noche. (Crónica radiotelegráfica de nuestro corresponsal). —
Las negociaciones comerciales angloespañolas terminaron ayer noche. Se trató, como dice la nota facilitada a los periódicos Hoy para supublicación, «del desarrollo del comercio y de los pagos hispanobritánicos entre las dos áreas monetarias en lo que va de año, así como de las perspectivas que se ofrecen para el resto del año 1952».
En noviembre se cortó — o, para hablar técnicamente, quedó sometido al régimen de cupos globales que, en las circunstancias de ahora, vienen a ser una situación parecida — la entrada de frutas secas,de mandarinas, de albaricoques, de uvas y otras frutas frescas. En régimen de licencia general, es decir, libres, quedaron, es cierto, las naranjas, los tomates, los vinos y las cebollas, las partidas fuertes de nuestra exportación agrícola. Meses después, en febrero y al aprobarse la ley de Hacienda en marzo, hubo algunos cortes más que también nos afectan, como ocurre con las exportaciones decorcho, las de tejidos y las asignaciones a los turistas, que, como se sabe, han aprendido muy bien el camino de España.
Todo esto no podía alcanzar a las cifras de 1951 — ya las conocen los lectores— y no se ha notado mucho en los cuatro primeros meses de 1952, en parte porque no ha llegado todavía la estación de exportar algunas de las frutas cuya entrada se restringió en el mes de noviembre.La estadística de los cuatro primeros meses es aún satisfactoria para España y para Inglaterra. Quizá más para este país, por una razón sencilla. España no tiene más libras que las que se gana con su comercio exterior. En la tremenda subida de precios del año pasado, esas libras esterlinas que se gastan en comprar dentro del área de su nombre «daban para poco», si se nos permite esta frasefamiliar. Al bajar los precios, esas libras han aumentado de valor y nos permiten también aumentar nuestras compras, porque ni la lana, ni el estaño, ni el caucho, por ejemplo, se llevan una cantidad tan crecida de lo adquirido al vender nuestros productos.- No se puede olvidar esta circunstancia al considerar el comercio hispanoinglés y los motivos que existen para las restricciones británicas. Porqueninguno de esos motivos juega en las relaciones comerciales de los dos países. Inglaterra ha cortado sus importaciones porque se encuentra deudora en oro, o si se quiere llamar al oro por su nombre de hoy, en dólares, no solo con el Continente norteamericano, sino con la Unión de Pagos Europea. Ha agotado el margen entero de créditos que le concedía ese sistema y ahora tiene que pagar en oro lomismo la maquinaria norteamericana que un limón siciliano. No sucede así con las compras y las ventas decíprocas de Inglaterra y España. Las libras que produce el comercio español con la Gran Bretaña vuelven al área de la libra esterlina y en mucha parte a Inglaterra destinada a la adquisición de maquinaria.
Si se hace ahora una lista de los contratos pendientes o en vía de negociación de lasempresas españolas con la industria británica, se llega a una cifra más que respetable de millones de libras. Los lectores conocen ya el contrato de sesenta locomotoras eléctricas, de las que algunas están en España o en camino para mejorar nuestras comunicaciones ferroviarias. La industria inglesa ha equipado también algunas de las instalaciones hidroeléctricas. Estamos en negociaciones con laMetropolitan Vickers para otro contrato importante y se ha avanzado ya mucho en la preparación destinada a la gran fábrica metalúrgica de Avilés. Quizá sea sólo cuestión de meses, siempre y cuando, claro está, el comercio español con Inglaterra nos dé los recursos necesarios para un contrato de esta importancia.
Con todo esto no pensamos entenebrecer el panorama de las relaciones comerciales...
tracking img