Petrarquismo catalán

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 25 (6173 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Asignatura: La literatura humanística italiana y sus relaciones.

Alumno:Jesús Vicente Magdalena Carreres

LA LÍRICA RENACENTISTA ESPAÑOLA
1.-INTRODUCCIÓN

Curiosamente cuando intentamos pensar en la
literatura renacentista, de buenas a primeras nos acuden a la memoria obras como La Celestina, La Lozana andaluza, Lazarillo de Tormes o Tirante el Blanco. En todas ellas se aprecia un granamor a la vida y a las mujeres, amor, amor y más amor. No obstante no se trata aquí de un amor lírico, bucólico y puro, sino más bien un amor físico, carnal y muchas veces procaz e incluso escandaloso. No, no es este el amor lírico de los poetas, ni el sucesor del amor cortés medieval, ni el heredado del Ovidio clásico, tal cual pretendo encontrar en mi trabajo. El Renacimiento es una época decontrastes, entre lo medieval y lo clásico, entre lo tradicional y lo nuevo, y es sobre todo un despertar del hombre hacia la vida nueva y también hacia la cultura clásica. A pesar de esta primera impresión, no hay contradicción con el título de nuestro trabajo. La respuesta es sencilla, pluralidad, al igual que tampoco hay solo un tipo de hacer literatura, en esta época se va pasando del predominiopoético, casi exclusivo en la ficción literaria medieval, hacia el predominio de la prosa y el teatro renacentista y barroco, tampoco hay una sola forma de hacer poesía, y también diversas formas de entender el amor y la vida, ahora ya más desligadas del sentimiento religioso. Como ejemplo de esta variedad y sus contraposiciones tenemos las dos escuelas poéticas españolas del Renacimiento: 1-LaSalmantina, cuyas características principales son la concisión de lenguaje, llaneza de expresión y realismo de pensamiento. 2-La Sevillana que en contraposición destaca por su grandilocuencia, su preferencia por la estrofa larga y el gusto por pulir en extremo sus composiciones usando abundantes adjetivos y el ornato retórico. Además a partir del Renacimiento destacan en el panorama poético europeo,y por tanto también en nuestro país, tres grandes corrientes poéticas: la tradicional, la religiosa y la italianizante. De algún modo las tres corrientes tratan el tema amoroso, aunque los logros más innovadores, especialmente refiriéndonos al tema amoroso del periodo, se lograrán gracias al influjo italianizante. El amor como tema en las otras dos corrientes sigue los viejos patrones. Lacorriente tradicional siguen los moldes y estrofas medievales, trata en ocasiones este amor físico como pecaminoso, en otras como tema alegre, pero siempre censurable en un sentido pedagógico; la corriente religiosa, se centra en el ágape, y en el amor divino, mantiene también los estilos y metros medievales, pero con un espíritu más innovador. Ciertamente ambas buscan adaptarse a los tiempos y superarse.Exponente máximo de este intento reformador y superador de lo tradicional será el valenciano Ausiàs March. La corriente tradicionalista en nuestro país se mantiene en toda la diversidad lingüística,

en castellano, catalán, valenciano, vasco, bable y gallego. Prosiguen, pues, las formas y modelos medievales, en la línea de los trobadores y del romancero, con temas profanos y religiosos, consus metros y estilos. Tanto los vascos aunque sea en su literatura oral, pues en su expresión escrita, los autores de la bibliografía, solo nos mencionan raros testimonios de esa lírica amorosa o social, dada la preferencia por los temas religiosos y bíblicos con autores como Leizarraga, Lazarraga y Etxepare, los “padres” de su literatura escrita, también gustan de la imitación de los romancescastellanos, como los gallegos. Estos últimos, los gallegos, según la mayoria de especialistas (Dolores Vilavedra, Manuel Justo y Angel Tarrío) es un periodo ya decadencia, conocido precisamente como los “Seculos oscuros”, por lo que desgraciadamente sólo nos quedan pobres testimonios escritos, de poemas sueltos, al estilo popular. Todo esto no quita que las tradiciones castellanas y catalanas, esta...
tracking img