Pibes chorros, delicuencia juvenil en argentina

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 32 (7817 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
PIBES CHORROS Delincuencia Juvenil Argentina

Pág. 1

Pibes Chorros
Delincuencia juvenil argentina

www.elobservatodo.cl/tmp_images/136/noticia_6757_normal.jpg

“La juventud está definida por las Naciones Unidas como el grupo poblacional entre 15 y 24 años de edad”

Lic. en Seguridad Ricardo Lupo Email: pfslupo@gmail.com

Lic. Ricardo Lupo

PIBES CHORROS Delincuencia JuvenilArgentina

Pág. 2

1 - OBJETIVO TEMATICO
1.1 DENOMINACIÓN DEL PROBLEMA: Pibes Chorros, Delincuencia Juvenil en Argentina. 1.2 JUSTIFICACIÓN DE LA ELECCIÓN DEL PROBLEMA ESPECÍFICO: Vivenciando día a día la problemática de la delincuencia juvenil en Argentina, considerándola un problema en ascenso y de suma importancia para la seguridad pública; procedo a desarrollar el tema en cuestión. Esfundamental el desarrollo científico a cargo de profesionales de problemas de tal envergadura para conocer realmente la situación argentina y las opciones que tenemos para alcanzar la solución. Los Pibes Chorros son actores de todos los días, la prensa infinidad de veces les ha dado primeras planas por sus actos criminales. Es importante considerar que todos los adolescentes son propensos y están a laorden de ser reclutados por este tipo de bandas. La droga y el alcohol son elementos de ida que favorecen el desarrollo y el incremento de la violencia de estas bandas delictivas. 1.3 HIPÓTESIS: La mayoría de los adolescentes argentinos, presenta rasgos característicos y de influencia en mayor o menor medida de pibe chorro.

2 - INTRODUCCIÓN
La delincuencia juvenil es uno de los problemascriminológicos en auge en todo el mundo. Diferentes doctrinas ven y tratan al delincuente juvenil como un niño que cometió una travesura; con el que se debe tomar acción directa para que cese en su conducta, siempre en el ámbito de instituciones de menores sin considerarlo como un pleno delincuente. En estos casos el foco está centrado en la resocialización del menor. Otros estados mucho más duros en susconcepciones, no tienen en cuenta la edad del menor, prevalece en ellos, la importancia del castigo. Tenemos el caso Bulger, de niños asesinos en el Reino Unido. En 1993, Robert Thompson y Jon Venables, ambos de diez años, se llevan de la mano a James Bulger del centro comercial de Bootle Strand, en Merseyside (las cámaras de seguridad del establecimiento grabaron aquel terrible momento). Losjóvenes asesinos, llevaron al pequeño niño de tan solo dos años a una apartada vía del tren, donde lo torturaron, mataron y abandonaron su cadáver. Para la justicia británica sólo fue importante que los menores conozcan la distinción entre y el bien y el mal; por tal motivo, fueron juzgados como adultos y sentenciados a ocho años de prisión. “El modo de castigar al criminal indica el grado decivilización de cada sociedad”1. El delito de menores, atenta también contra la seguridad pública, las buenas costumbres y no discrimina ciudades, ni familias ricas o pobres. Su intensidad y gravedad dependen de la situación social, económica y cultural de cada país. El incremento de la delincuencia juvenil se da conjuntamente con la recesión económica, fundamentalmente en los centros de emergencia o villasmiseria. El identikit del menor delincuente, lo presenta en la mayoría de los casos, cómo un niño de la calle, expuesto a la violencia en su medio cotidiano, como testigo o víctima. Los más favorecidos, alcanzan un nivel
1

Caimari, Lila, APENAS UN DELINCUENTE. CRIMEN, CASTIGO Y CULTURA EN LA ARGENTINA, 1880-1955, Buenos Aires, 2004, p. 31.

Lic. Ricardo Lupo

PIBES CHORROS DelincuenciaJuvenil Argentina

Pág. 3

deficiente de educación; su socialización en la familia es inadecuada, y su situación socioeconómica regida por la pobreza y la miseria. Si no se apela a la innovación de alternativas para tratar la problemática de menores, estaremos en presencia de una crisis generalizada de los sistemas de prevención y del ordenamiento jurídico penal. “Pero lo que es más grave,...
tracking img