Pinocho

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 52 (12854 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Por ROMEO V. D. L., M.·. M.·. I.·. 2008
Con la colaboración del mecanografiado de su ahijada MEHITAVEL. |
|
I.- INTRODUCCIÓN |
Vaya en primer término mi reconocimiento a la feliz iniciativa de mi Logia en el sentido de analizar diversos cuentos de autores masones, aparentemente destinados a los infantes.
La generalidad de esas obras fueron escritas en momentos de crisis de nuestraSociedad, en que era necesario ocultar con la máscara de la fábula a enseñanzas de origen laico, cuando la momento de cambio oficial era la que se acuñaba por la dogmática imperante, de una dictadura religiosa de la que nuestra civilización occidental todavía no termina de liberarse.
La mayoría de tales cuentos encierran mensajes ocultos, algunas de cuyas implicaciones desconocemos, al tiempos que susenseñanzas se encaminan por una moral laica, conteniendo enseñanzas ántropo genéticas o meramente sicológicas, de crecimiento personal.
El cuento de Pinocchio es una de esas obras, y en este bosquejo trataremos de decodificar algunos de sus mensajes. |
|

|

II.- ITALIA EN TIEMPOS DE CARLO LORENZINI |
Para entender el cuento Masónico de Pinocchio, debemos remontarnos a la Italia delsiglo XIX y dedicar unas líneas a su autor, Collodi.
Carlo Collodi, cuyo nombre era Carlo Lorenzo Filippo Giovanni Lorenzini, nació en Florencia , el 24 de Noviembre del año 1826 de la e.•.v.•., o sea, poco antes de esa época que los italianos llamamos “II Rissorgimiento”, el movimiento inspirado por los ideales sociales y políticos de grandes hermanos masones como Giusseppe Manzini, GuiseppeGaribaldi, el Conde Camil Benzi de Cavour y ese gran republicano que fue S.M., Vittorio Emmanuele II, rey de Piamonte.
Un movimiento que recordó a Italia ese glorioso pasado que el papado había querido que olvidáramos, en mil años de dictadura teocrática, en que el jefe de autoerigida como religión única y verdadera era, al mismo tiempo, el dictador de toda la Italia Central, mientras el sur eragobernado por los invasores católicos borbones de España, y el resto del territorio estaba fragmentado en diversos estados autónomos, y algunas regiones ocupadas por el Imperio de Austria, aunque deba rendir tributo a los austriacos, que jamás dejaron no sólo de reconocer, sino de respetar y hasta admirar nuestra cultura.
Lorenzini nace y crece en este ambiente, y, como masón e italiano, frecuentalos grupos nacionalistas e incluso se reclutó en el ejército de voluntarios de Toscaza, un principado que voluntariamente y en informado plebiscito votó su incorporación al Reino de Italia en base a la dinastía piamontesa de la familia Savoia.
En la obra que él escribe, se trasuntan reflexiones sobre el origen de la vida y se enseña que la vida misma es mágica y racional, no un don de un dios enque cada menos gente cree, y en cuyo nombre se perpetraron tantos crímenes.
La influencia de la masonería italiana en los literatos se ese tiempo era evidente, cuando quienes se atrevían a desafiar los anatemas del papado y sus agentes, que los condenaban al fuego eterno en que ellos creen, estaban íntimamente convencidos de la necesidad de influir filosóficamente en sus lectores, creandoconciencias y educando al pueblo, para la restauración de la república, después de diez siglos.
Al igual que muchos literatos, Carlo Lorenzini ingresó a la Masonería a mediados del siglo XIX de la e.•.v.•., de cuyo viene que en su obra más notable encontremos interesantes simbolismos iniciáticos, que trataremos de analizar.
Bien sabemos que ningún ejército se había atrevido, en mil años a siquiera pensaren amagar el poder del papa, temerosos del supuestos efecto que tendrían las maldiciones del dictador, hasta que las fuerzas del Rissorgimiento ingresan por Porta Pia a Roma, y, a diferencia de lo que algunos creían, el papa era sólo un ser humano, que termina arrinconado en un cerro de la ciudad eterna, sin que lo sacaran de allí por respeto a su condición de dirigente espiritual, la única...
tracking img