Pintura xix el prado

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 59 (14522 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
PINTURA DEL SIGLO XIX

La influencia de Goya en la pintura del XIX se puede observar en varias de las obras de Eugenio Lucas y Leonardo Alenza, como Los condenados por la Inquisición y La Azotaina. En el género histórico sobresalen algunas obras como La muerte de Viriato de José de Madrazo, El testamento de Isabel la Católica de Eduardo Rosales y Doña Juana La Loca ante el sepulcro de su esposode Francisco Pradilla. La colección de retratos es muy numerosa y cuenta con ejemplos admirables. Entre los más valorados se encuentran Goya de Vicente López, La condesa de Vilches de Federico de Madrazo o Los Poetas contemporáneos de Esquivel. Entre los paisajes, la colección más importante es la de Carlos de Haes, con más de ciento ochenta pinturas, y también Pérez Villaamil y sus paisajesrománticos están bien representados. El Museo cuenta con excelentes pinturas de Fortuny, como Fantasía sobre Fausto y Desnudo en la playa de Portici. Dignas de destacar son también las obras que posee el Prado de Sorolla que permiten estudiar su evolución, desde el colorido oscuro de Aún dicen que el pescado es caro hasta el “luminismo” más conocido de sus Chicos en la playa. Después de la escuelaespañola, por calidad y cantidad, se sitúa la italiana, con más de mil cuadros, muchos de ellos procedentes de la Colección Real. De la pintura de los siglos XIV y XV, menos valorada hasta el siglo XIX, hubo muy pocas obras en la Colección Real. Precisamente por ello, también está mucho menos representada en el Museo, aunque cuenta con algunas obras maestras del siglo XV de Fra Angelico, Mantegna,Antonello de Messina y Botticelli, que ingresaron en el Prado de forma diversa. La pintura del siglo XVI conforma un conjunto más coherente y completo, que en su mayoría proviene de la Colección Real. De todas las escuelas la mejor representada es la veneciana. Las obras realizadas para Carlos V y Felipe II convirtieron a Tiziano en el artista distintivo de los Habsburgo. Sólo de él se conservan másde cuarenta cuadros en el Prado. Y también se guardan piezas excepcionales de Veronés, Tintoretto o los Bassano. El extraordinario grupo de obras de Rafael adquiridas por Felipe IV inició el nuevo gusto por el pintor de Urbino, que con los Borbones desplazó a Tiziano como pintor emblemático. También están representados en el Prado otros grandes maestros como Correggio y Parmigianino de la escuelade Parma, Sebastiano del Piombo de la de Roma o Andrea del Sarto de la de Florencia.

El conjunto de pinturas del siglo XVII y XVIII italiano es también uno de los más extensos del Museo del Prado, y de nuevo las colecciones reales tienen el mayor protagonismo. Muchas pinturas llegaron gracias a la gestión de los embajadores y virreyes españoles en Roma y Nápoles para decorar el Palacio del BuenRetiro, construido en el siglo XVII. Otro grupo importante se debe a la presencia en España de artistas italianos como Luca Giordano, Corrado Giaquinto o Giambattista Tiepolo.

GOYA
Goya y Lucientes, Francisco de (Fuendetodos, Zaragoza, 1746-Burdeos, 1828). Pintor español. Nació el 30 de marzo de 1746 en Fuendetodos, donde sus padres, que vivían en Zaragoza, estaban de paso. La familia de sumadre, los Lucientes, estaba afincada en ese pueblo y pertenecía a la hidalguía rural aragonesa. Los Goya, en cambio, de ascendencia vasca, aunque establecidos en Zaragoza desde mediados del siglo XVII, oscilaban entre las profesiones y los oficios mecánicos, es decir, entre la burguesía y la clase obrera. Tenían, desde luego, la posibilidad de solicitar «vizcainía» (prueba de su origen vasco ycomparable a la hidalguía) para facilitar los ascensos sociales. El artista mismo, en 1792, empezaría los trámites al respecto, con el deseo de probar su misma honorabilidad y garantizar la de su propio hijo. Pero su padre era dorador y ni siquiera podía usar el distintivo de «don», aun cuando compartiese el trabajo con frecuencia con los pintores, que sí podían. El hijo mayor, Tomás, siguió la...
tracking img