Pintura y sociedad: nacimiento y destrucción de un espacio plástico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 66 (16342 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
DESTRUCCIÓN DE UN ESPACIO PLÁSTICO: DEL ROMANTICISMO AL IMPRESIONISMO Pierre Francastel
Fuente: FRANCASTEL, Pierre (1990): Pintura y Sociedad. Madrid: Alianza Editorial. Págs. 79-121.

Lo que han aprendido antes de los dieciocho años, lo creen resultado de la experiencia. Todo lo que les llega a sus oídos más tarde, lo consideran teoría y especulación. Einstein

Edgar Degas: Cuatrobailarinas. A menudo se ha dicho que el objetivo de los pintores independientes de finales del siglo XIX fue destruir el Renacimiento. En mi opinión, no carece de interés buscar las razones por las cuales, en un momento dado, el espacio plástico del Renacimiento dejó de satisfacer sus deseos. (…) El principio del siglo XIX contempló una de las mayores transformaciones de la imaginería ocurridas desde elRenacimiento. Sobre este tema está todo dicho, y no es necesario extenderse sobre las consecuencias de la Revolución ni sobre los aspectos literarios del Romanticismo. Oriente y las literaturas extranjeras proporcionan los nuevos temas tras un renacimiento de lo antiguo. De ello resultó una reorganización considerable de lo que podemos llamar el espacio mítico del arte. Los héroes de la epopeyanapoleónica son acogidos en el paraíso de Ossian. Los Horacios o el París de David quizá encontrarán un día, en algún lugar, a la reina de Saba de Piero, pero nunca verán el Ossian de Girodet. El Dante y el Virgilio de Delacroix encontrarán a los condenados de Miguel Ángel en el río de fuego, pero la balsa de la Medusa nunca navegará por el mar que ha extendido por la playa la Venus de Botticelli. Detodos modos, no hay que exagerar la ruptura. Delacroix quiere ser un clásico y precisamente es considerado como el último de los grandes decoradores renacentistas. El romanticismo, más que romper con Rafael, se acerca a los grandes barrocos venecianos y flamencos. Antes que desechar completamente la tradición, amplía o precisa la selección entre las tendencias. Conserva cuidadosamente el encuadre,los planos seleccionados, y hasta los esquemas de composición. El intento de acentuar dramáticamente la

agitación de la atmósfera se apoya en los descubrimientos del espacio barroco. Y este intento de asociar más estrechamente la forma lineal y los cuerpos –principal objeto de atención de los clásicos– a la atmósfera y a la luz se hallaba presente, bajo la forma en que tomó libre curso, deTintoretto a Rubens, en los inicios del Quattrocento. Es uno de los episodios de la lucha emprendida entre pintores de volúmenes Y pintores de vacíos desde los orígenes del Renacimiento -lucha que aún encontraremos latente en la obra de Cézanne. La representación de las lejanías en la Entrada de los Cruzados en Jerusalén no supone el rechazo del efecto de profundidad de los planos intermedios segúnel procedimiento utilizado por Ghirlandajo en su famosa Visitación. De todos modos, la atmósfera sólo es una realidad palpable que llena las partes vacías del cubo escenográfico de objetos o sencillamente una tela de fondo. Siempre se obtiene a través de los juegos del claroscuro o a través del lirismo de los horizontes. Quizá la mayor novedad del romanticismo sea la sustitución del «desarrollo»clásico -que coordina todas las partes de una composición para obtener un efecto lineal o coloreado de conjunto, o bien yuxtapone una serie anecdótica de acciones entrelazadas- por la variación. Más exactamente, la época clásica sentía inclinación por las series representativas de los diferentes episodios de una historia, pero los trataba con un estilo uniforme; el romanticismo añade unapreocupación por la adaptación del estilo al contenido sentimental de los episodios. Habrá ciclos de Fausto y de Hamlet o ciclos de baladas, reconocibles por una determinada calidad emocional de la pasión. Se preocuparán por introducir una cierta variedad entre las diferentes representaciones de algunas pasiones dominantes, que, en lo sucesivo y antes que la razón, serán consideradas como los elementos...
tracking img