Plítica, relato y realidad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1214 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Política, relato y realidad

Fernando de Laire D.[1]

El debate sobre la falta de relato de este gobierno ha soslayado algunos aspectos fundamentales que me propongo desarrollar en esta columna. En primer lugar, el relato de un gobierno, desde un punto de vista motivacional, tiene que encarnar una épica transformadora. Eso implica que debe sustentarse en valores importantes y metasestructurales capaces de movilizar a los adeptos y ampliar la frontera de los mismos en pos de un horizonte seductor, imprimiéndole un sentido de misión al quehacer del gobierno. En distintas latitudes y en distintas épocas, algunos clásicos de estas épicas transformadoras son la modernización de un país, la conquista de la democracia, los “saltos al desarrollo”, el propósito de “barrer” con la corrupción ola defensa de las identidades nacionales.

En segundo lugar, la épica transformadora tiene que estar asociada a un proyecto político claro expresado en un programa serio que, desde luego, debe ser fácilmente comprensible para la población. Otra manera de plantearlo es que un relato no es un eslogan de campaña, es mucho más que eso.

En tercer lugar, el relato tiene que tener un núcleo duroque sea una síntesis potente del proyecto que se está impulsando. Uno de los errores del actual gobierno ha sido oscilar permanentemente entre dos núcleos duros: “el gobierno de los mejores” (fuertemente desmentido por los hechos durante su primer año de gestión) y “una sociedad de oportunidades, de seguridades y de valores”. Sin duda, este último tiene mayor potencial. De hecho, en tanto eslogan decampaña, tuvo el mérito de “capturar” uno de los valores más importantes defendidos por la Concertación: la protección social (seguridades), equilibrándola además con un valor profundo de la derecha: potenciar las oportunidades como camino para emprender, para competir, para valerse por sí mismo. En la tríada del gobierno, la idea de una “sociedad de valores” es más contradictoria, en tantodifícilmente hace sentido una coherencia o una identidad valórica en una coalición marcada por fuertes identidades conservadoras y liberales, que coexisten en tensión permanente. Pero ya se ha dicho: un eslogan no basta como relato ni como práctica política exitosa. Como señala el sentido común: otra cosa es con guitarra.

En cuarto lugar, técnicamente, un relato tiene que ser expandible, lo que es dela esencia de todo discurso político. Eso significa que con ciertas ideas fuerza que remiten al núcleo duro, cualquier buen orador o ghost writer tiene que ser capaz de darle carne a las mismas, descendiendo hacia temas más micro, más específicos. En otros términos, el relato debe ser capaz de expresarse en el nivel sectorial de un ministerio o un servicio y hacer sentido por medio de medidasconcretas que remitan al proyecto político general. Siempre en lo técnico, aquí se produce un juego de expansión-contracción permanente: una vez que una autoridad o dirigente pronuncia un discurso, tiene que ser capaz de expandirse hacia lo específico y también de volver al núcleo duro con alguna intervención intermedia o, sobre todo, con una conclusión motivadora.

En quinto lugar –y esto esfundamental– un buen relato debe lograr un correlato directo, plasmarse efectivamente en la realidad. Tiene que expresarse en iniciativas de ley exitosas, en transformaciones institucionales y sociales que estén a la altura de la épica que se está tratando de hacer carne. Esto es así no sólo por un prurito de coherencia, sino porque –por ejemplo– si después de anunciar grandes metas, las vamosrestringiendo en virtud de criterios de focalización muy mezquinos, por más que dicha focalización sea entendible desde una lógica tecnocrática, el hecho va a quitarle peso al relato, cuando no a deslegitimarlo abiertamente. Las restricciones exageradas, obviamente, pueden hacerles sentido a los burócratas y a los think tanks afines, pero a las amplias audiencias, que son aquellas hacia quienes va...
tracking img