Planeación didáctica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4161 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La enseñanza en grupo multigrado. Una experiencia de trabajo con la PEM 2005

Ezequiel Mora Altamirano

Serie: Aportes y Ensayos. No. 7

Aportes y Ensayos es una colección editada por Dialoga. Profesionales en educación, S.C. La colección se compone de escritos enviados por investigadores, académicos y profesores invitados como contribución al debate de la realidad educativa del país. Laposición de los autores sobre los temas expuestos en cada publicación no necesariamente coincide con el punto de vista de Dialoga. La distribución de este material es gratuita. Las personas interesadas en enviar comentarios u observaciones lo pueden hacer a: contacto@dialoga.com.mx

Coordinación académica: Francisco Deceano Osorio Coordinación editorial: Alicia Luna Rodríguez Apoyo técnico:Javier Ulises Mendoza Ravelo Diseño gráfico: Vania Bachur Colín www.dialoga.com.mx Marzo 2009 Derechos reservados. El titular de los derechos de la colección Aportes y Ensayos y de la presente publicación es Dialoga. Profesionales en educación, S.C.

La enseñanza en grupo multigrado. Una experiencia de trabajo con la PEM 2005
Ezequiel Mora Altamirano1

S

oy maestro de una escuela bidocente enel municipio de Coxcatlán que pertenece al estado de Puebla. Mi grupo está integrado por alumnos de primero a tercer grado. Aprovecho este espacio para compartir mis experiencias docentes. Al igual que todos los que iniciamos con la aplicación de la Propuesta Educativa Multigrado 2005 (PEM 2005), el cambio provocó en mí serias confusiones: ¿Cómo aplicar lo que a primera vista parecía trabajoextra, cuál sería la forma más adecuada para aplicarla con éxito si de entrada estaba contenida en algo más de 200 páginas? Es normal que suceda esto en todo cambio. La propuesta sonaba como en un principio suenan todas las nuevas sugerencias de trabajo, ideales e inoperantes en la realidad, “diferente” a como se piensa en una oficina. La verdad es que nos resistimos a cambiar nuestra forma deinteracción con los alumnos, seamos jóvenes o mayores los maestros optamos por lo más común para mantenerlos ocupados. La presentación de la propuesta, en septiembre de 2005, corrió a cargo de la supervisora escolar y
1

del apoyo técnico pedagógico. La forma en que presentaron las actividades me hizo pensar que, aunque sonaban sencillas, implicaban –hasta para nosotros los docentes que asistimos altaller– un grado de complejidad que requería esfuerzo, habilidad y sobre todo conocimientos para lograr su aplicación. Escuchamos hablar de la planeación a partir de un tema común con actividades diferenciadas por ciclo o grado, el desarrollo del lenguaje como eje transversal en todas las asignaturas, la importancia del estudio de las ciencias y la historia, la producción de textos y su publicaciónen libros artesanales, rincones de trabajo, etcétera. Hasta allí todo sonaba interesante, porque permitía vislumbrar el cambio de las prácticas educativas prevalecientes en multigrado –“Aunque honestamente reconozco que no pensaba aplicarla, simplemente pensaba pasármela bien durante el taller”–. Sin imaginarlo, sucedió la catástrofe cuando la supervisora nos avisó: “Su escuela va a ser piloto enla Propuesta Multigrado y se le va a dar seguimiento”. Esto provocó en mi compañera de escuela y en mí miradas rápidas de incredulidad:
3

El presente texto es una contribución del autor al debate sobre la enseñanza en grupo multigrado, producto de su experiencia personal. Lo ponemos a la disposición de los lectores por su importancia para el análisis de lo que sucede con la aplicación de laPropuesta Educativa Multigrado y como una invitación para continuar la reflexión sobre estos temas.

¡Bueno!, ante la imposibilidad de negarnos, levantamos los hombros discretamente en señal de resignación. En verdad que eso de las planeaciones con tema común y actividad diferenciada por ciclo o grado sonaba como una solución mágica para los problemas del aula –pensé–, pero ¿Y… la varita...
tracking img