Planta de pesticidas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1463 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Explosión de Anaversa - Veracruz - México -1991
 
El jueves próximo se cumplen diez años del incendio que consumió las instalaciones de la empresa Agricultura Nacional de Veracruz, mejor conocida como Anaversa, en la ciudad de Córdoba, Veracruz. Dicha negociación funcionaba en la zona urbana y durante décadas formuló diversos plaguicidas altamente dañinos para el ser humano y el ambiente comoparatión metílico, malatión y pentaclorofenol.
De no haber sido por el incendio que consumió parte del local y las sustancias peligrosas allí almacenadas, la opinión pública no se habría enterado del cúmulo de irregularidades con que trabajó por lustros dicho negocio, ni del peligro de las sustancias que almacenaba y servían para formular y envasar diversos plaguicidas que luego se vendían sincortapisa en el mercado.
Aunque las actividades de Anaversa eran de las catalogadas por las autoridades como de "alto riesgo", contó siempre con los permisos y las licencias correspondientes, expedidas por la entonces Subsecretaría de Ecología y por la Secretaría de Salud. No valieron las peticiones de los vecinos, de los maestros de una escuela que funcionaba cerca y de grupos ciudadanos en elsentido de que Anaversa debía ser reubicada porque afectaba la salud de la gente. Las autoridades sólo actuaron, y mal, cuando el incendio obligó a evacuar a miles de personas y se apagó el fuego sin los mínimos cuidados que se exigen en estos casos.
 
Consecuencias de la explosión de una planta mezcladora de plaguicidas
 
José Luis Blanco* y Ramón Rocha Manila**
*Profesor, Facultad deSociología del SEA/UV Correo electrónico:
**Licenciado en Sociología y Médico, UV
 
Introducción
 
El 3 de mayo de 1991, el sureste de la ciudad de Córdoba, Veracruz, se estremeció con la explosión de las instalaciones de la empresa de plaguicidas Agricultura Nacional de Veracruz (Anaversa) que derramó plaguicidas organofosforados y organoclorados a varias cuadras a la redonda. Miles de vecinosempezaron a padecer los efectos de las sustancias emitidas durante el accidente, así como de las dioxinas producidas por la explosión. Nadie en Córdoba estaba preparado para enfrentar el desastre industrial de los plaguicidas y las dioxinas. Mujeres y niños fueron los más vulnerables, además de bomberos, servidores de limpieza pública y policías que auxiliaron en el control de la catástrofe. Bajoun clima de impunidad, la empresa nunca pagó por el daño que hizo. Aunque fue obligada a cubrir una reducida multa de cerca de cien mil pesos, recibió el monto de un seguro por 3 mil 500 millones de viejos pesos. La planta cerró pero el inmueble todavía está en pie y constituye un importante foco de riesgo para los vecinos. La sociedad civil reclamó sus derechos, pero las autoridadesmunicipales, estatales y federales de los años noventa negaron los daños, obstaculizaron los estudios, ocultaron la información y hostilizaron a la Asociación de Afectados por Anaversa, auspiciada por la entonces diputada estatal de Ecología (1988-91), Rosalinda Huerta Rivadeneyra, a quien, por ser de un partido de oposición, acusaron de amarillista, de falsear la realidad y, además, de no contar con eldiagnóstico clínico científico para probar la correlación entre la explosión de Anaversa y las enfermedades de los afectados. O sea, de no cumplir con las tareas que eran y siguen siendo obligación oficial. Las autoridades municipales de los trienios 1992-95 recibieron un fideicomiso irrisorio para atender a los enfermos pero nunca lo ejercieron, ya que consideraron que no había daños y que sóloeran infundios de los periodistas de Córdoba y la Asociación de Afectados. Este movimiento tuvo su mayor auge entre 1993-96, año en que murieron parte de los afectados más participativos de la organización, sin haber recibido un diagnóstico preciso de sus enfermedades y menos un tratamiento adecuado. Para 1996, la situación se hizo más patética para la Asociación y para los afectados a quienes las...
tracking img