Platon en la antiguedad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1335 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 12 de noviembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Antiguedad

"La antigüedad grecorromana tiene dos caras: por una parte, un mundo de dioses y de una humanidad en que, en la eclosión de una vida poderosa y orgánica, todo es heroico y noble, y por otra, un mundo de seres fantásticos de complejos orígenes, a menudo venidos desde muy lejos, y que mezclan cuerpos y naturalezas heterogéneas".1

Hablar de monstruos es adentrarse al mundo de lafantasía, de la ilusión, del mal, de demonios, de seres malignos y de otros alados. El tema de los seres fantástico abre un campo interesante para el estudio de lo superterrenal, de aquellos seres que en estadios inferiores conviven con el hombre.

En la antigüedad el establecimiento de convencionalismos, de técnicas o de teorías se hacía con la intención de alcanzar el canon antropométricoperfecto, los antiguos establecían las relaciones entre los miembros y el cuerpo entero y así conseguían las proporciones de un cuerpo humano ideal.

Lo bello en la antigüedad se refiere a la proporción armoniosa de las partes de un cuerpo con el todo.

Platón habla de la existencia de dos mundos: nuestro mundo, el mundo de los sentidos tal como lo conocemos que no es más que el reflejo imperfectodel mundo inteligible: el mundo del espíritu.

Para Platón la belleza es una idea, que existe independientemente de las cosas bellas. En el mundo podremos ver la belleza, pero sólo adentrándonos en ella podremos conocer la belleza verdadera, que es aquella que reside en el espíritu. Lo terrenal, la belleza del mundo, es tan solo una manifestación de tal belleza.

Si la belleza es una idea,ésta al materializarse es una belleza terrenal. Toda idea es capaz de convertirse en belleza terrenal a través de su representación.

La representación de este dragón revela la existencia de la idea de monstruos en la antigüedad, pone de manifiesto la existencia de diferentes mundos.

"La luz y la belleza son reflejos de la divinidad. El amor terreno encendido por la belleza mundana es elprimer peldaño en el camino ascendente que lleva al alma a la contemplación de la belleza como tal. La belleza pertenece al mundo de las ideas y es a partir de ellas que el hombre crea el mundo real", decia Platón.

Si todo lo creado, fue producto de la idea que pertenece al mundo del espíritu, entonces lo mágico y fantástico también tuvo que ser inspirado de la mano de una fuerza superior. Elcreador, aquel demiurgo conoció que estos seres podían poseer la fuerza y la presencia necesaria para que el hombre conformara su mundo real.

Estas imágenes de animales o seres anormales no fueron ajustadas a un canon, ellas con su variedad de formas extrañas, salientes e impresionantes producen efectos en quienes la admiran, pues produce más conmoción un cuerpo o forma que se retuerce, que sealarga, que se contrae, que crece en el imaginario, que se alimenta de la fantasía.

Para Platón un buen arte es aquel que se ajusta al orden y la medida, mientras que un mal arte es aquel apoyado en las reacciones emotivas y sensuales de los hombres.

Para Aristóteles la belleza también exige de proporción y orden, lo bello tiene dos componentes esenciales: la simetría y la extensión. Volvemos aver como las propuestas de estos dos estetas (Platón y Aristóteles) sólo son aplicables a la figura humana, pues el tratamiento que se le da a la figura animal en nada tiene que ver con una búsqueda de la proporción o de la belleza. Ellas crecen , son autónomas, disfrutan de la dicha de alargarse, de convertirse o de transformarse a su antojo.

"Del arte proceden las cosas cuya forma está enel alma" En el alma reside el bien y a él lo reconocemos como tal por la existencia del mal, así lo bello convive también con lo feo, pues para ser reconocida la virtud se debe reconocer el error. El arte expresa tanto lo bello como lo feo, el bien como el mal, la proporción y la abstracción, lo ordenado y lo desmedido. EL arte habita en el alma y si el arte pone de manifiesto los contrarios...
tracking img