Poema de mio cid

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4134 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
1.Escribe un resumen de la obra (mínimo dos paginas)
Cantar Primero: Destierro Del Cid.
En el S. XI cuando gran parte de España estaba ocupada por los moros, don Alfonso VI, rey de Castilla y de León, le pidió a Ruy Díaz de Vivar Mío Cid, que era un caballero que se encontraba bajo sus órdenes, que fuera hasta Sevilla y luego a Córdoba a recoger los tributos que anualmente los reyes de estasciudades debían pagarle.
Almutamiz, que era el rey de Sevilla, fue atacado por los hombres de Almudafar, rey de Granada. Cuando Ruy Díaz se enteró, mandó cartas a los de Granada, para que no atacaran Sevilla, o el ataque les sería devuelto.
Ya que estos hombres ignoraron la advertencia y atacaron, Ruy Díaz contra-atacó, saliendo victorioso. Apresó personas durante 3 días y recogió las riquezas queéstos llevaban. Devolvió al rey Almutamiz todo lo que le habían robado los de Granada. Desde entonces, moros y cristianos le llamaron el Cid Campeador, que quiere decir: Batallador.
Almutamiz le dio muchos regalos, y además del tributo, le envió otras riquezas, por lo que el rey Alfonso VI de Castilla, lo recibió con distinciones, y le agradeció todo lo que había hecho.
Esto causó que muchaspersonas sintieran envidia y odio por Ruy Díaz de Vivar, por lo cual fueron con el rey Alfonso VI, y enfurecidos, le contaron mentiras sobre el Cid Campeador, por lo que el rey de Castilla, se enfureció bastante, desterrando a Ruy Díaz de Vivar, dándole un plazo de 9 días.
El Cid Campeador, se entristeció por lo sucedido, pero no podía hacer nada al respecto; así que fue en busca de sus parientes ycompañeros, y les explicó lo que había pasado, y quería saber quienes estaban con él.
Minaya Álvar Fáñez, primo de Mío Cid, respondió que lo seguirían y serían sus fieles vasallos; todos estuvieron de acuerdo y el Cid agradeció su apoyo. Entonces salió de Vivar, para dirigirse a Burgos.
Todos los habitantes se encontraban tristes por la partida de Mío Cid, y querían proveerle de algo, pero nopodían, ya que el rey Alfonso VI lo prohibía con una carta que había sido enviada, diciendo que quien lo hiciera o siguiera, sería despojado de sus tierras, ojos y hasta el cuerpo y alma.
Todas las casas estaban cerradas, y al llegar a una, salió una niña de 9 años que le dijo al Campeador que en buena hora ciñó la espada, lo de la carta, y también que mejor se fuera con Dios y siguiera su camino.Con esto, el Cid comprendió que no contaba con el apoyo de su rey. No pudo comprar nada, ya que nadie podía venderle, y se escondían de él.
Martín Antolinez, un excelente habitante de Burgos, con osadía llevó al que en buena hora ciñó la espada y a su gente, suficiente pan y vino de su propia cosecha para el viaje. Pero también le dijo que lo acompañaría, ya que ahora no podría quedarse. Conesto, el Cid, le pidió que fuera con Raquel y Vidas, para dejarles sus riquezas, y que le dieran dinero a cambio. Así sucedió y recibió 600 marcos.
Partieron y llegaron a San Pedro de Cárdena. Allí estaba el abad don Sancho, y a su lado la mujer del Cid, doña Jimena, acompañada de sus 5 damas que la atendían. El que en buena hora nació, dejó 50 marcos al abad, y 100 a su mujer, pidiéndole al abadque no les faltara nada a sus hijas ni a su mujer, ya que por cada marco que gastara en ellas, recibiría 4. Y así se despidió de su mujer y sus hijas y partió.
Cuando se encontraba en Higaruela, tuvo un sueño en el que vio al arcángel Gabriel que le decía que montara su caballo, pues todo le saldría bien mientras viviera. Al despertarse se persignó y al contar sus hombres eran 300, que partieronnuevamente.
Al llegar a Castejón, decidieron preparar un ataque, por lo que Minaya Álvar Fáñez le sugirió a Mío Cid que se quedara en el bosque junto con 100 hombres, mientras que él iba con 200 hombres a la vanguardia, y así tendrían mayor oportunidad de ganar la batalla contra los moros de Castejón. Ganaron esa batalla y el que en buena hora ciñó la espada, le agradeció a Minaya y le ofreció la...
tracking img