Poema del ánfora

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (837 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 21 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
POEMA DEL ÁNFORA
Padre Jorge Rodríguez Gámez SDB.
En las manos del alfarero tembloroso e informe estaba el barro. Había sido traído de lejos, mejor, había sido escogido de entre otros barros. Alprincipio se resistió, le molestaba el roce de las manos del alfarero; se rebeló cuando lo amasaron, le gustaba más lo salvaje de su paisaje, pero las manos del alfarero sabían lo que hacían entrepresiones y presiones fueron dando a l barro la ductilidad necesario para ser trabajado. Le fue enseñando a obedecer…el barro dijo que SI y hoy… HOY ES UN ÁNFORA.
Yo soy un ánfora. Vivía en el seno de latierra, conviví con piedras, maleza, espinas y cizaña. Hoy soy lo que soy gracias a mi alfarero. Te cuento mi historia porque… porque puede parecerse a la tuya.
Un día sentí los pasos de un hombre, seacercaba observando el terreno, me entró un escalofrío y quise esconderme; sus ojos tenían un brillo extraño, yo no sé porqué, pero todas mis moléculas se pusieron a gritar que querían ser de Él; hiceun esfuerzo sobre mí mismo y me tranquilicé y hasta diría que logré disimular; de nada me sirvió; aquel hombre me miró con amor y se inclinó y me sacó de entre mis conocidos, me sacó y me llevó conÉl. Comencé a ser… su PROPIEDAD PERSONAL. Quería… quería gritar que me dejara, que me dolía salir de mi terruño que… que hubiera preferido que… que me es escogiera la mano de una niña… que yo…. Su manose posó sobre mí… y el silencio y la paz me llenaron de gozo.
¿Sabes? No es tan fácil llegar a ser lo que soy. Te imaginas lo duro que fue para mí, cuando el alfarero ya en casa comenzó a sacar laspiedras de mi interior… cuando sacaba de mí hebras de maleza y barro maloliente… cuando empezó a golpearme, según decía ÉL para sacar el aire y la vaciedad de mi interior; grité, lloré, varias vecesresquebrajé de pura rabia y rebeldía. Sí, un día no aguante más y le dije que me iba que eso era inaguantable; que yo era libre, que no sé qué mil cosas más y mientras yo estaba hablando, entró en la...
tracking img