Poema quince de pablo neruda

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (459 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Poema quince de pablo neruda
Me gustas cuando callas porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca. (metáfora)
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que unbeso te cerrara la boca.
Como todas las cosas están llenas de mi alma
emerges de las cosas, llena del alma mía.
Mariposa de sueño, te pareces a mi alma, (metáfora)
y te pareces a la palabramelancolía.
Me gustas cuando callas y estás como distante.
Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza: (polisíndeton)
déjame que me calle con elsilencio tuyo.
Déjame que te hable también con tu silencio (paradoja)
claro como una lámpara, simple como un anillo. (comparación o simil)
Eres como la noche, callada y constelada. (comparación osimil)
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.
Me gustas cuando callas porque estás como ausente.
Distante y dolorosa como si hubieras muerto. (comparación o simil)
Una palabraentonces, una sonrisa bastan.
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto. (concatenación)
Síntesis: Habla de cómo al hombre le gusta que su mujer este callada ya que eso hace que ella aparente estarlejos, pero hace pensar al hombre que de verdad está muerta pero al decir una palabra y mostrarle una sonrisa hace que él se ponga feliz. | Me gusto ya que me dio a entender que este amor no escorrespondido porque aunque ella este físicamente presente ahí, no se la siente por el silencio y la distancia que hay.

Masa de Cesar Vallejo
Al fin de la batalla,
y muerto el combatiente, vino hacia élun hombre
y le dijo: “¡No mueras, te amo tanto!” (exclamación)
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo. (paradoja o contradicción)

Se le acercaron dos repitiéronle:
“¡No nos dejes! ¡Valor! ¡Vuelvea la vida!” (exclamación)
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo. (paradoja o contradicción)

Acudieron a él veinte, cien, mil, quinientos mil,
clamando “¡Tanto amor y no poder nada contra la...
tracking img