Poemario número i

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 29 (7010 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
I
Aguas de verdades intangibles en caudales de larga espera, río en las recalcitrantes flamas de prosas que huyen de lo mortalmente normal, líneas tranquilas de nunca atardecer, desertoras del blanco mortalmente común. Algarabía, revuelta, reprensión que viene de adentro con límites de escasa piedad. Cielos arrodillados, demoledores del firmamento. Tu ausencia de ramas que corren al viento ytinta como lluvia que empapa el alma.

II
Alba y siniestra, como la infancia de un recuerdo atado al sol, esclavizante a veces, adrede a veces, pero siempre allí, en los ojos recién nacidos o en las negras túnicas de la noche. Estás, y cómo no estarlo, los colores con rebeldía imitan tu tez, el aire musita con tu voz la palabra amor, y ya, cuando el día acumula sus horas, estás, ocasa y triste,como la ancianidad de un recuerdo atado a la luna.

III
Ante tu sombra me inclino, a reverenciar tu alma, sombra que es el reino de un mundo inmio. Tu sombra, sí, tu sombra, borde de la tinta con que Dios te dibujó para después pintarte con sus matices favoritos, prismas de escasa presencia. Sombra de luz inmóvil, esplendor durmiente, eclipse fulminante. Es tu sombra la morada que quiero en laorfandad de un sol rendido, innacido, en erarios de vida sin valor, sin ti.

IV
Antes de ti, brisas ásperas o vientos con respiración desahuciada, océanos de espacios y sus sucursales vacías. Calles izadas con direcciones de esquinas destrozadas por el tiempo, pasos que desertaban a mis pies. Un norte sin talento, desorientado como ave sin su canto. Tardes de enredaderas inflexibles, espigas desalvajes conductas, un cielo torpe que envejece antes que su tierra. Antes de ti.

V
Bella, compleja, simple y naturalmente bella, como manantial radical en el primer edén, como última rosa de una breve primavera, como último día de libertad de un sentenciado. Así eres, bella, bella, incontrastablemente bella, hecha de luna, de sol, de la pureza autora de mares y cielos, del pábulo que abre loscapullos de las rosas imitadoras de tu belleza, belleza gendarme de las estelas de mi pluma, bella…

VI
Clava tu mirada, levanta su asta como una victoria en el cielo, mírame con tus ojos, con tu alma, mírame desde adentro, desde ti. Clava tu mirada en mí, observa el mundo y su ansia, vísteme con tus ojos que es lo único que quiero. Sí, son tus ojos, bocanadas de suspiro en un mundo que emigrahacia el tiempo. Clávame tu flecha cornea, tu alma afilada, tu corazón de silencio falso y lejano.

VII
Como puente de invierno en llamas, llego a ti en cada pensamiento mío, en cada prosa tallada esperando ser consumida por tus ojos, ojos que brillan a lo lejos como alba personal, puente de cemento triste, de sombras trepadoras que cuelgan del cielo, tormenta eterna y transparente. Llego a tien cada letra mía, en las palabras transparentes que mueren sin oírte, sin tocarte, mueren en este cementerio de tinta.

VIII
Como un desierto de manos interminables, de arena forajida, dunas que reciben de un Olimpo entristecido sus mandatos sofocantes. Como una tormenta en la inclaridad de un mar enfrentado con sus olas, que quiere ser tierra, piedra, arena multiplicada. Como un llanto quehace vibrar el firmamento, una risa que se revela en el sarcófago. Triste, pávido, como arena, piedra, tierra que sueñan con profundidades inalcanzables.

IX
Creo en ti, ¿cómo no hacerlo si eres mi fe personal? Cómo no venerar el amanecer ardoroso de tus cabellos astrales, el viento en las cavernas cadenciosas de tu garganta. Creo en ti, en tu carne, en tus huesos, en tu alma de patria y mundomío. Creo en ti como ave en su cielo, como río en el eterno abrazo de su caudal. Creo en ti cerca o lejana, mía o inmia, sin banderas de rendición.

X
Cuando vuelvas, sí es que vuelves, el viento adrede perderá su lastre, vivirá cerca de nosotros, para verte como yo, tocarte como yo. Cuando vuelvas, si es que vuelves, los calendarios perderán su mística, caerán muertos pero no los días. Cuando...
tracking img