Poemas adaptados al castellano actual

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (789 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Poema de Mio Cid

Cantar II : Cantar de las bodas :)

86Don Jerónimo se adelanta a Valencia para preparar una procesiónEl Cid cabalga al encuentro de JimenaEntran todos en la ciudadTodos estoscaballeros ya reciben a Minaya,a las damas, a las niñas y a los que acompañan.Mandó Mío Cid a aquellos servidores es de su casa,que guarden bien el alcázar y las otras torres altasy que vigilen laspuertas con sus salidas y entradas.Manda traer a Babieca, poco ha que le ganaradel rey moro de Sevilla en aquella gran batalla,aún no sabe Mío Cid, que en buen hora ciñó espada,si será buen corredor y simuy en seco para.A la puerta de Valencia, donde bien a salvo estaba,ante su mujer e hijas quería jugar las armas.Con grandes honras de todos son recibidas las damas,el obispo don Jerónimo el primerose adelanta,de su caballo se apea, a la capilla marchabay con los que allí encontró, que preparados estaban,con sobrepelliz vestida y con las cruces de plata,van a esperar a las damas y a aquel buenode Minaya.Mío Cid el bienhadado se retrasaba:túnica de seda viste, muy crecida trae la barba,ya le ensillan a Babieca, muy bien que le enjaezaban,se monta en él Mío Cid y armas de palo tomaba.En elnombrado Babieca el Campeador cabalga,arranca a correr y dio una carrera tan raudaque todos los que le vieron maravillados estaban.Desde aquel día Babieca fue famoso en toda España.Al acabar la carreraya Mío Cid descabalga,y va adonde su mujer y sus dos hijas estaban.Al verle doña Jimena a los pies se le arrojaba:"Merced, Cid, que en buen hora fuiste a ceñirte la espada.Sacado me habéis, oh Cid, demuchas vergüenzas malas:aquí me tenéis, señor, vuestras hijas me acompañan,para Dios y para vos son buenas y bien criadas".A la madre y a las hijas mucho el Cid las abrazabay del gozo que teníantodos los cuatro lloraban.Esas mesnadas del Cid muy jubilosas estaban,jugaban a juegos de armas y tablados derribaban.Oíd lo que dijo Rodrigo, que en buen hora ciñó espada:"Vos, doña Jimena mía, querida...
tracking img