Poemas de amado nervo y pablo neruda

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1889 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 7 de enero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Amado Nervo
El primer beso
       
Yo ya me despedía.... y      palpitante
cerca mi labio de tus labios rojos,
«Hasta mañana», susurraste;
yo te miré a los ojos un instante
y tú cerraste sin pensar los ojos
y te di el primer beso: alcé la frente
iluminado por mi dicha cierta.
              
Salí a la calle alborozadamente
mientras tu te asomabas a la puerta
mirándome encendida y sonriente.
Volvíla cara en dulce arrobamiento,
y sin dejarte de mirar siquiera,
salté a un tranvía en raudo movimiento;
y me quedé mirándote un momento
y sonriendo con el alma entera,
y aún más te sonreí... Y en el tranvía
a un ansioso, sarcástico y curioso,
que nos miró a los dos con ironía,
le dije poniéndome dichoso:
-«Perdóneme, Señor esta alegría.»

Mi secreto
¿Mi secreto? ¡Es tan triste! Estoy perdido
deamores por un ser desaparecido,
por un alma liberta,
que diez años fue mía, y que se ha ido...
¿Mi secreto? Te lo diré al oído:
¡Estoy enamorado de una muerta!
              
¿Comprendes -tú que buscas los visibles
transportes, las reales, las tangibles
caricias de la hembra, que se plasma
a todos tus deseos invencibles-
ese imposible de los imposibles
de adorar a un fantasma?
              
¡Puestal mi vida es y tal ha sido
y será!
Si por mí sólo ha latido
su noble corazón, hoy mudo y yerto,
¿he de mostrarme desagradecido
y olvidarla, no más porque ha partido
y dejarla, no más porque se ha muerto?

En paz
              
Muy cerca de mi ocaso, yo te bendigo, Vida,
porque nunca me diste ni esperanza fallida,               
ni trabajos injustos, ni pena inmerecida;
porque veo al final demi rudo camino               
que yo fui el arquitecto de mi propio destino;
que si extraje la miel o la hiel de las cosas,               
fue porque en ellas puse hiel o mieles sabrosas:
cuando planté rosales coseché siempre rosas.               

Cierto, a mis lozanías va a seguir el invierno:
¡mas tú no me dijiste que mayo fuese eterno!               

Hallé sin duda largas las noches de mispenas;
mas no me prometiste tan sólo noches buenas;               
y en cambio tuve algunas santamente serenas...

Amé, fui amado, el sol acarició mi faz.               
¡Vida, nada me debes! ¡Vida, estamos en paz

Tanto amor
       
Hay tanto amor en mi alma que no queda               
ni el rincón más estrecho para el odio.
¿Dónde quieres que ponga los rencores               
que tus vilezasengendrar podrían?
Impasible no soy: todo lo siento,               
lo sufro todo...Pero como el niño
a quien hacen llorar, en cuanto mira               
un juguete delante de sus ojos
se consuela, sonríe,
y las ávidas manos               
tiende hacia él sin recordar la pena,
así yo, ante el divino panorama               
de mi idea, ante lo inenarrable
de mi amor infinito,
no siento ni elmaligno alfilerazo               
ni la cruel afilada
ironía, ni escucho la sarcástica
risa. Todo lo olvido,               
porque soy sólo corazón, soy ojos
no más, para asomarme a la ventana               
y ver pasar el inefable Ensueño,
vestido de violeta,
y con toda la luz de la mañana,               
de sus ojos divinos en la quieta
limpidez de la fontana.

Dormir
¡Yo lo que tengo,amigo, es un profundo
deseo de dormir!... ¿Sabes?: el sueño
es un estado de divinidad.
El que duerme es un dios... Yo lo que tengo,
amigo, es gran deseo de dormir.
              
El sueño es en la vida el solo mundo
nuestro, pues la vigilia nos sumerge
en la ilusión común, en el océano
de la llamada «Realidad». Despiertos
vemos todos lo mismo:
vemos la tierra, el agua, el aire, el fuego,
lascriaturas efímeras... Dormidos
cada uno está en su mundo,
en su exclusivo mundo:
hermético, cerrado a ajenos ojos,
a ajenas almas; cada mente hila
su propio ensueño (o su verdad: ¡quién sabe!)
              
Ni el ser más adorado
puede entrar con nosotros por la puerta
de nuestro sueño. Ni la esposa misma
que comparte tu lecho
y te oye dialogar con los fantasmas
que surcan por tu espíritu
mientras...
tracking img