Poemas de sabines

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 76 (18913 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 9 de junio de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Lento, amargo animal...

Lento, amargo animal
que soy, que he sido,
amargo desde el nudo de polvo y agua y viento
que en la primera generacin del hombre peda a Dios.

Amargo como esos minerales amargos
que en las noches de exacta soledad
--maldita y arruinada soledad
sin uno mismo--
trepan a la garganta
y, costras de silencio,
asfixian, matan, resucitan.

Amargo como esavoz amarga
prenatal, presubstancial, que dijo
nuestra palabra, que anduvo nuestro camino,
que muri nuestra muerte,
y que en todo momento descubrimos.

Amargo desde dentro,
desde lo que no soy,
--mi piel como mi lengua--
desde el primer viviente,
anuncio y profeca.

Lento desde hace siglos,
remoto --nada hay detrs--,
lejano, lejos, desconocido.

Lento, amargo animal
quesoy, que he sido.
Horal, 1950

Yo no lo s de cierto...

Yo no lo s de cierto, pero supongo
que una mujer y un hombre algn da se quieren,
se van quedando solos poco a poco,
algo en su corazn les dice que estn solos,
solos sobre la tierra se penetran,
se van matando el uno al otro.

Todo se hace en silencio. Como
se hace la luz dentro del ojo.
El amor une cuerpos.
Ensilencio se van llenando el uno al otro.

Cualquier da despiertan, sobre brazos;
piensan entonces que lo saben todo.
Se ven desnudos y lo saben todo.

(Yo no lo s de cierto. Lo supongo).

Los amorosos

Los amorosos callan.
El amor es el silencio ms fino,
el ms tembloroso, el ms insoportable.
Los amorosos buscan,
los amorosos son los que abandonan,
son los que cambian, losque olvidan.
Su corazn les dice que nunca han de encontrar,
no encuentran, buscan.

Los amorosos andan como locos
porque estn solos, solos, solos,
entregndose, dndose a cada rato,
llorando porque no salvan al amor.
Les preocupa el amor. Los amorosos
viven al da, no pueden hacer ms, no saben.
Siempre se estn yendo,
siempre, hacia alguna parte.
Esperan,
no esperan nada, peroesperan.
Saben que nunca han de encontrar.
El amor es la prrroga perpetua,
siempre el paso siguiente, el otro, el otro.
Los amorosos son los insaciables.
Los que siempre -qu bueno!- han de estar solos.

Los amorosos son la hidra del cuento.
Tienen serpientes en lugar de brazos.
las venas del cuello se les hinchan
tambin como serpientes para asfixiarlos.
Los amorosos no puedendormir
porque si se duermen se los comen los gusanos.

En la obscuridad abren los ojos
y les cae en ellos el espanto.

Encuentran alacranes bajo la sbana
y su cama flota corno sobre un lago.

Los amorosos son locos, slo locos,
sin Dios y sin diablo.

Los amorosos salen de sus cuevas
temblorosos, hambrientos,
a cazar fantasmas.
Se ren de las gentes que lo saben todo,
delas que aman a perpetuidad, verdicamente,
de las que creen en el amor como en una lmpara de inagotable aceite.

Los amorosos juegan a coger el agua,
a tatuar el humo, a no irse.
Juegan el largo, el triste juego del amor.
Nadie ha de resignarse.
Dicen que nadie ha de resignarse.
Los amorosos se avergenzan de toda conformacin.

Vacos, pero vacos de una a otra costilla,
la muerteles fermenta detrs de los ojos,
y ellos caminan, lloran hasta la madrugada
en que trenes y gallos se despiden dolorosamente.

Les llega a veces un olor a tierra recin nacida,
a mujeres que duermen con la mano en el sexo,
complacidas, a arroyos de agua tierna y a cocinas.
Los amorosos se ponen a cantar entre labios
una cancin no aprendida.
Y se van llorando, llorando
la hermosavida.


Entresuelo

Un ropero, un espejo, una silla,
ninguna estrella, mi cuarto, una ventana,
la noche como siempre, y yo sin hambre,
con un chicle y un sueo, una esperanza.
Hay muchos hombres fuera, en todas partes,
y ms all la niebla, la maana.
Hay rboles helados, tierra seca,
peces fijos idnticos al agua,
nidos durmiendo bajo tibias palomas.
Aqu, no hay mujer. Me falta.
Mi...
tracking img