Poemas para el viento

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2114 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA PRIMERA PIEDRA
(Inspirado en un dibujo de QUEVI)

Olvidaste la cruz crucificando al ángel En el cometa corriente de tu reloj biológico Embarazada de cicatrices en el alma. Y no te culpo por abandonar mi llanto En la calle de lodo. Dios que te condene y los hombres te repudien. La primera piedra me la guardo Para penas futuras.

1

CICATRIZ DE BARRO

No sé decir si la lluvia Congelacon su prisa Las horas angustiosas Hasta dejar en barro La cicatriz que alimenta El alma con ventana muerta De sombra sobre luna Y gris mañana Sin polvo en la calleja ruinosa De la primavera Que en los semáforos Más altos del ocaso Se queda haciendo señas. Sólo sé que venís En el tranvía De la estrella nueva Desfigurando el horizonte De la niebla Sacudiendo mis pupilas Con tu luz de amor Amantepasajera.

2

EL ROSTRO DE BORGES
“En el espejo de esta noche alcanzo mi insospechado rostro eterno”
JORGE LUIS BORGES

Mi rostro, apergaminado laberinto, Cuya imagen rocosa prefigura Cenizas de la sombra, oculta La grieta bifronte del espejo. Lo recorro en la tarde y él me devuelve Un color, un ámbito de ocasos y de cruces; Señala una puerta, una ventana, Donde el llanto de barro endureceLos barrotes de mi tumba; Y me acerca a la muerte que no temo Y a los ojos del silencio que ya he visto.

3

“VIECECITA”

( A mi abuela adoptiva, Silvina N. Avalle)

“Viececita” mañana ¿cuál será tu viaje a qué hora Con qué vestido te arroparán las sombras… Sufrirá el cuerpo los tormentos del alma? ¿Qué le debo a la alegría y qué a los ojos de la tristeza Por este largo día?... ¿Quéequipaje llevas qué te dejo Sino el amargo adiós y puntos suspensivos?… ¿Qué lágrimas no me romperán como a un espejo? Dime ¿es de noche la perenne pena que persigue al hombre? “Viececita” no me dejes la enlutada soledad de tus flores Y este no ser de no saber qué sigue… Y si es irremediable llévate mi voz y mi anciana juventud Donde respiren de tu voz y de tu joven senectud Si he de quedarme con losdespojos como un pájaro herido Sin alas y sin nido... Y vendrá el frío de los muebles vacíos y el áspero silencio Y el vano deseo de encontrarte en un sitio cercano Rotos los ojos de llorare tanto… “Viececita” nadie como tú me querrá en esta vida. Cegará mi corazón la luz distante… Te guardaré en la memoria Y quizá mañana no tenga que estar triste Al verte con mi padre y con tus hijos. (La muerte noshace más humanos.) “Viececita” es tarde No olvides que debemos Dormir apurados.

4

HOGAR ESCUELA
“…las palabras de un niño, llanas, francas, desarmadas como mi pena…” JAQUES DERRIDA

Fuiste la madre que no tuve cobijando mi sueño En la inmensa, fría noche Del abandono y el duelo De afiladas lágrimas de lodo. Por tus largos, angostos pasillos, Mis pasos conocieron El agitado pulso de lasoledad, Leyendo las paredes de los libros Y el silencio de la caricia En ojos femeninos… Deambulé por la geografía vegetal del parque; Los pájaros amigos me dieron plumas Y tinta de su cuerpo Para escribir la desnudez de sombra En mi alma herida. Recuerdo emprender la marcha al dormitorio Y no encontrar un beso en mis sábanas dormidas; A la mañana, saludar al sol y a la bandera, Rota el ala del aveen la inocente tela del guardapolvo; El claustro, el puntero Y los ojos insomnes de la pizarra… Pese a estas cadenas demoledoras Conservo la mirada y la sonrisa puras, Y observo por la ventana el pasado Con cierta nostalgia Y dolor renovado en primaveras.

5

A MI PADRE, EN SILENCIOSO DIÁLOGO
“…perdón para el poeta, / que ha de dolerme aún, como clavo que cierra un ataúd” CÉSAR VALLEJOTodavía veo tu cuerpo balancearse Al cruzar la calle sin semáforos, Y siento el peso de tu pie en la vereda Desparramando imperceptibles Piedras en el aire: La nada que seremos cuando todo acabe. Te gustaba manejar el auto, Lo creías viento, un dios metálico, Y la sangre osada Como fuego que corre Alcanzaba las distancias Del asfalto y de los sueños. Fuiste la caricia de una madre, El alma de los...
tracking img