Poemas renacentistas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (383 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Al Rey nuestro señor
Ya se acerca, señor, o ya es llegada
la edad gloriosa en que pronete el cielo
una grey y un pastor solo en el suelo,
por suerte a vuestros tiempos reservada;
ya tan altoprincipio, en tal jornada,
os muestra el fin de vuestro santo celo
y anuncia al mundo, para más consuelo,
un Monarca, un Imperio y una Espada;
ya el orbe de la tierra siente en parte
y espera entodo vuestra monarquía,
conquistada por vos en justa guerra.
que, a quien ha dado Cristo su estandarte,
dará el segundo más dichoso día
en que, vencido el mar, venza la tierra.

SONETO X
 ¡Ohdulces prendas, por mí mal halladas, 
dulces y alegres cuando Dios quería, 
Juntas estáis en la memoria mía, 
y con ella en mi muerte conjuradas! 
¿Quién me dijera, cuando las pasadas 
horas que entanto bien por vos me vía, 
que me habiáis de ser en algún día 
con tan grave dolor representadas?
Pues en una hora junto me llevastes 
todo el bien que por términos me distes, 
lleváme junto elmal que me dejastes;
si no, sospecharé que me pusistes 
en tantos bienes, porque deseastes 
verme morir entre memorias tristes.

A UNA ROSA
Ayer naciste, y moriras mañana.
¿Para tan breve ser,quien te dio vida?
¿para vivir tan poco estas lucida,
y para no ser nada estas lozana?
Si te engañó tu hermosura vana,
bien presto la veras desvanecida,
porque en tu hermosura esta escondida
laocasion de morir muerte temprana.
Cuando te corte la robusta mano,
ley de la agricultura permitida,
grosero aliento acabara tu suerte
No salgas que te aguarda algun tirano;
dilata tu nacer para tuvida, 
que anticipas tu ser para tu muerte.
SONETO XIII
A Dafne ya los brazos le crecían, 
y en luengos ramos vueltos se mostraban; 
en verdes hojas vi que se tornaban 
los cabellos que el oroescurecían.
De áspera corteza se cubrían 
los tiernos miembros, que aún bullendo estaban: 
los blancos pies en tierra se hincaban, 
y en torcidas raíces se volvían.
Aquel que fue la causa de...
tracking img