Poemas y cuentos sonorenses

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 23 (5622 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
COLEGIO DE BACHILLERES DEL ESTADO DE SONORA.
PLANTEL REFORMA.-

ROMO VÁZQUEZ KARLA GISELLE

‘’POEMAS Y CUENTOS DE AUTORES SONORENSES’’

402 VESPERTINO

PROFA. ALEJANDRA VALENZUELA CÓRDOVA

LITERATURA

HERMOSILLO, SONORA A 27 DE MAYO DE 2011.
EDMUNDO VALADÉS

Edmundo Valadés (22 de febrero de 1915, Guaymas, Sonora - 30 de noviembre de 1994, Ciudad de México). Cuentista,periodista, editor e intelectual mexicano.

Defensor y propulsor del cuento como género y más en particular del cuento hispanoamericano y mexicano, además de ser uno de los primeros promotores de la micro ficción en América Latina a través de su revista El Cuento, Edmundo Valadés se desempeñó durante muchos años como periodista en las revistas Hoy, y Así.

Después ingresó al diario mexicano Novedadesdel que fue reportero, editorialista y director editorial. Al mismo tiempo publicó columnas de crítica literaria en los diarios El Día, Excélsior y Uno más uno.

En el gobierno federal desempeñó el cargo de subjefe de la oficina de prensa de la presidencia de México durante el gobierno de Adolfo Ruiz Cortines. También fue un importante colaborador y profesor del Centro Mexicano de Escritores. Fuetambién presidente de la asociación de Periodistas Cinematográficos de México, de la Asociación de Escritores de México.

LA MUERTE TIENE PERMISO

Sobre el estrado, los ingenieros conversan, se ríen. Se golpean unos a otros con bromas incisivas .Sueltan chistes gruesos cuyo clímax es siempre áspero.
Poco a poco su atención se concreta en el auditorio. Dejan de recordar la última juerga, lasintimidades de la muchacha que debuto en la casa de recreo a la que son asiduos .El tema de su charla son ahora esos hombres, ejidatarios congregados en una asamblea y que están ahí abajo frente a ellos.
-Si debemos redimirlos .Hay que incorporarlos a nuestra civilización, limpiándolos por fuera y enseñándolos a ser sucios por dentro...
-Es usted un escéptico ingeniero. Además pone usted en telade juicio nuestros esfuerzos, los de la revolución.
- ¡Bah! Todo es inútil. Estos jijos son irredimibles .Están podridos en alcohol, en ignorancia de nada ha de servirles repartirles tierras.
-Usted es superficial un derrotista, compañero .Nosotros tenemos la culpa .Les hemos dado las tierras ¿y que estamos muy satisfechos ?Y el crédito los abonos, una nueva técnica agrícola, maquinaria ¿vana inventar ellos todo eso?
El presidente mientras se atusa los enhiestos bigotes, acariciada asta por la que iza sus dedos con fruición observa tras sus gafas, inmune al floreteo de los ingenieros .Cuando el olor animal, terrestre, picante de quien se acomoda en las bancas, cosquillea su olfato, saca un paliacate y se suena las narices ruidosamente.
El también fue hombre de campo .Pero hacemucho tiempo .Ahora de aquello, la ciudad y su posición solo le han dejado el pañuelo y la rugosidad de sus manos.
Los de abajo se sientan con solemnidad, con el recogimiento del hombre campesino que penetra en un recinto cerrado: la asamblea o el templo. Hablan parcamente y las palabras que hablan dicen de cosechas, de lluvia, de animales de crédito .Muchos llevan sus itacates al hombro,cartucheras para combatir el hambre .Algunos fuman sosegadamente sin prisa, con los cigarrillos como si les hubiesen crecido de la propia mano.
Otros de pie, recargados en los muros laterales, con los brazos cruzados sobre el pecho, hacen una tranquila guardia.
El presidente agita la campanilla y su retintín diluye los murmullos .Primero empiezan los ingenieros .Hablan de los problemas agrarios de lanecesidad de incrementar la producción, de mejorar los cultivos.
Prometen ayudar a los ejidatarios a, los estimulan a plantear sus necesidades.
-Queremos los, pueden confiar en nosotros.
Ahora es el turno de los de abajo. El presidente los invita a exponer sus asuntos .Una mano se alza tímida .Otras la siguen. Van hablando de sus cosas, el agua el cacique, el crédito, la escuela. Unos son...
tracking img