Poemas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3324 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 19 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CAPERUSITA ROJA

Había una vez una niña que vivía en una aldea, ella era tan hermosa como no había otra. Su madre la quería mucho, también su abuela. Ella le había hecho una capa con gorrito de color rojo. Le quedaba tan bien que todo el mundo le llamaba Caperucita Roja. Un día su madre le dijo tu abuela está enferma. Anda y ve como está. Le llevas estas galletas y esta mermelada".
EnseguidaCaperucita se dirigió a visitar a su abuela quién vivía en otra villa. Cuando caminaba por el bosque se encontró con un lobo. Al lobo le hubiera gustado comerse a Caperucita Roja en el mismo sitio, pero no se atrevió porque cerca en el bosque habían unos leñadores. Fingió ser amable con ella y le preguntó hacia donde se dirigía. La pobre niña no sabía que era peligroso hablar con el lobo y ledijo. "Voy a ver a mi abuelita, le llevo unas galletas y mermelada que mi mamá preparó para ella". "Vive ella muy lejos?" preguntó el lobo. "Sí" contestó Caperucita, "su casa esta al otro lado del molino, es la primera casa en la villa".
"Bueno," dijo el lobo. "Me gustaría verla también. Yo voy a tomar este camino, y tu tomas el otro, para ver quién llega primero." El lobo tomó el camino mas corto,corriendo tan rápido como podía, mientras la niña tomó el camino mas largo, divirtiéndose, recogiendo nueces, persiguiendo mariposas y cortando flores. No le tomó mucho tiempo al lobo llegar a la casa de la abuela. "¿Quién es? Se escuchó una voz desde adentro.

Es tu nieta, Caperucita Roja." Dijo el lobo, ocultando un poco su voz. "Te traigo galletas y mermelada que mi madre preparó para ti."La abuela que estaba en cama, dijo "Levanta la aldaba y entra". El lobo levantó la aldaba y la puerta se abrió. Enseguida saltó y enseguida saltó a la cama y en menos de un segundo se comió a la abuela. Después cerró la puerta y se acostó en la cama de la abuela esperando a Caperucita Roja. Momentos mas tarde Caperucita golpeó a la puerta Toc, toc. "Quién es? Se escuchó la brusca voz del lobo.Cuando Caperucita escuchó la voz del lobo, se asustó, pero al recordar que su abuela estaba enferma, contestó. "Es tu nieta, Caperucita Roja. Te traigo galletas y mermelada que mi madre preparó para ti".
El lobo habló con voz suave y dijo, levanta la aldaba y entra". Caperucita Roja la levantó y la puerta se abrió. El lobo se cubrió con las cobijas y dijo, pon las galletas y la mermelada sobre lamesa y ven a sentarte a mi lado". Caperucita se sentó en la cama y miró fijamente a su abuela. Abuela, que brazos tan grandes tienes," exclamó Caperucita. "Son para abrazarte mejor," contestó el lobo "Y, abuelita, que grandes son tus orejas!" Son para oirte mejor" Abuelita que grandes son tus ojos! "Son para verte mejor, hijita". Pero abuelita, que grandes son tus dientes" exclamo llorandoCaperucita Roja. ¡Son para comerte mejor! Replicó el lobo, y tirando atrás la ropa saltó fuera de la cama. Cuando ya estaba por atrapar aCaperucita, un leñador que estaba en el bosque entró de golpe de hacha cortó la cabeza del lobo y nadie nunca más volvió a ser molestado por esa malvada criatura.



________________________________________



PETER PAN

Wendy, Michael y John eran treshermanos que vivían en las afueras de Londres. Wendy, la mayor, había contagiado a sus hermanitos su admiración por Peter Pan. Todas las noches les contaba a sus hermanos las aventuras de Peter.

Una noche, cuando ya casi dormían, vieron una lucecita moverse por la habitación.
Era Campanilla, el hada que acompaña siempre a Peter Pan, y el mismísimo Peter. Éste les propuso viajar con él y conCampanilla al País de Nunca Jamás, donde vivían los Niños Perdidos...
- Campanilla os ayudará. Basta con que os eche un poco de polvo mágico para que podáis volar.
Cuando ya se encontraban cerca del País de Nunca Jamás, Peter les señaló: Es el barco del Capitán Garfio. Tened mucho cuidado con él. Hace tiempo un cocodrilo le devoró la mano y se tragó hasta el reloj. ¡Qué nervioso se pone ahora...
tracking img