Poesía

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1115 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
FRANCISCO DE QUEVEDO (1580-1645)

"Amor constante más allá de la muerte"

Cerrar podrá mis ojos la postrera
Sombra que me llevare el blanco día,
Y podrá desatar esta alma mía
Hora a su afán ansioso lisonjera;

Mas no, de esotra parte, en la ribera,
Dejará la memoria, en donde ardía:
Nadar sabe mi llama el agua fría,
Y perder el respeto a ley severa.

Alma a quien todo un diosprisión ha sido,
Venas que humor a tanto fuego han dado,
Medulas que han gloriosamente ardido:

Su cuerpo dejará no su cuidado;
Serán ceniza, mas tendrá sentido;
Polvo serán, mas polvo enamorado.

FRANCISCO DE QUEVEDO (1580-1645)

Un Godo, que una cueva en la Montaña
guardó, pudo cobrar las dos Castillas;
del Betis y Genil las dos orillas,
jos Herederos de tan grande hazaña.

A Navarra tedio justicia y maña;
y un casamiento, en Aragón, las Sillas
con que a Sicilia y Nápoles humillas,
y a quien Milán espléndida acompaña.

Muerte infeliz en Portugal arbola
tus castillos; Colón pasó los godos
al ignorado cerco de esta Bola;

y es más fácil, oh España, en muchos modos,
que lo que a todos les quitaste sola,
te puedan a ti sola quitar todos.

LUIS DE GONGORA

Mientras porcompetir con tu cabello,
oro bruñido al sol relumbra en vano;
mientras con menosprecio en medio el llano
mira tu blanca frente el lilio bello;

mientras a cada labio, por cogello.
siguen más ojos que al clavel temprano;
y mientras triunfa con desdén lozano
del luciente cristal tu gentil cuello:

goza cuello, cabello, labio y frente,
antes que lo que fue en tu edad dorada
oro, lilio,clavel, cristal luciente,

no sólo en plata o vïola troncada
se vuelva, mas tú y ello juntamente
en tierra, en humo, en polvo, en sombra, en nada.

LOPE DE VEGA

Ir y quedarse, y con quedar partirse
partir sin alma, e ir con alma ajena
oír la dulce voz de una sirena,
y no poder del árbol desasirse;

arder como la vela y consumirse
haciendo torres sobre tierna arena;
caer del cielo, yser demonio en pena,
y de serlo jamás arrepentirse;

hablar entre las mudas soledades,
pedir prestada, sobre fe, paciencia,
y lo que es temporal llamar eterno;

creer sospechas y negar verdades,
es lo que llaman en el mundo ausencia,
fuego en el alma y en la vida infierno

ALAVANZAS DE CERVANTES A GONGORA

Fragmento de la obra Viaje del Parnaso de Miguel de Cervantes, en la quecataloga a los buenos y malos poetas de su época.

Aquel que tiene de escribir la llave,
con gracia y agudeza en tanto extremo,
que su igual en el orbe no se sabe
es don Luis de Góngora, a quien temo
agraviar en mis cortas alabanzas,
aunque las suba al grado más supremo.

ya en 1585 en La Galatea, Calíope canta así:

En don Luis de Góngora os ofrezco
un vivo raro ingenio sin segundo;
consus obras me alegro y me enriquezco
no sólo yo, más todo el ancho mundo.

De su estancia vallisoletana datan también los comienzos de su larga rivalidad y enemistad con Luis de Góngora. Parece ser que los primeros poemas de Quevedo imitaban o parodiaban los del cordobés bajo pseudónimo (Miguel de Musa) o no, y Góngora detectó con rapidez al joven que minaba su reputación y ganaba fama a sucosta; decidió atacarlo con una serie de poemas y Quevedo le contestó; ese fue el comienzo de una enemistad que no terminó hasta la muerte del cisne cordobés, quien dejó en estos versos constancia de la deuda que Quevedo le tenía contraída (cit. en Pablo Jauralde Pou, Francisco de Quevedo (1580-1645) Madrid: Castalia, 1999, pág. 906-907):

Musa que sopla y no inspira
y sabe que es lo traidor
ponerlos dedos mejor
en mi bolsa que en su lira,
no es de Apolo, que es mentira.
Hurtado de Mendoza sobre el conde de Villamediana …

Ya sabéis que era Don Juan
dado al juego y los placeres;
amábanle las mujeres
por discreto y por galán.
Valiente como Roldán
y más mordaz que valiente...

más pulido que Medoro
y en el vestir sin segundo,
causaban asombro al mundo
sus trajes...
tracking img