Poesia hematofaga

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (553 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El sol sujetaba con fuerza una nube para cubrirse los ojos enrojecidos por la fulgurante luz irradiada desde los hilos áureos de la hermosa cabellera de Ela. Ella, avanzaba con gráciles y eurítmicosmovimientos, al compás de los cánticos de Céfiro, a través del camino empavesado con dalias, begonias, y petunias. Juno y Ártemis, franqueaban el camino por donde la inmortal transitaba aquella tardede un agosto impregnado de amor sublime; de fragancia apasionada; de olor a vida. Beldad, arquetipo de mujer hecha perfección. ¡Hasta Narciso, genuflexo, la adoraría! ¡Nut, la querría lucir entresus estrellas!

Ela, se detuvo al final del sendero, al borde de un generoso afluente, auxilio de los caminantes, que bullía raudo y febril desde las entrañas de ¡Gaya!. De rodillas inclinando lacerviz para beber veía, reflejada en el espejo del agua benévola la imagen de Afrodita, en lugar de la de ella. Después de beber hasta la saciedad admiraba el vasto prado tendido como un inmenso tapizcolorido, para el solaz de los dioses; y como a la espera de ellos, se tendió somnolienta sobre el estroma; ofreciéndoseles como la amada al amante.

Dos diamantes engastados de esmeraldas, ocultosbajo el tapiz de los párpados bordeados por pestañas leonadas, daban a la belleza de la deidad matices de erotismo, y sensualidad virginal. Mientras, Morfeo, la abrazaba delirante; sumergiéndolaen la sima de la inconsciencia. Vestida de fina seda salpicada de flores multicolores con el dobladillo encima de la rodilla. Tendida como estaba, boca arriba sobre la grama, mostraba parte de susmuslos tallados en nogal, barnizados con un color rubio asoleado. Sus senos orondos, ávidos de voluptuosidad, retaban con sus pezones: Al abate, y al obispo; al mozo, y al longevo; al casto, y allascivo.

Mientras el tiempo implacable transcurría la tierra se vestía con el traje oscuro para dormir. Se escuchaba el canto del silencio esparciéndose parsimonioso por toda la vasta región.

La...
tracking img