Poesia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1232 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
No sientas temor al escuchar lo que hoy tengo para decirte, es extraño lo sé; mas mi intención no es ponerte alerta o paranoico, es solo que quiero que sepas que te he estado siguiendo los pasos desde hace mucho tiempo.
He sido testigo de todo aquello que has vivido, de circunstancias en las que has demostrado ser un canalla; y sucesos más en donde esa imagen sombría resulta una mancha de barrosobre un mantel pulcro.
No quiero que pienses que estas siendo espiado o que soy un desquiciado obsesionado con tu comportamiento; te repito: solo quiero que escuches lo que hoy tengo para decirte.
Se que sientes tristezas que no salen a la luz tan a menudo y que te cuestionas en tu cuarto si tu proceder es el correcto; se que al caminar en la ciudad eres algo despistado y taciturno; se que conconstancia te sumerges en ese mundo que seduces pero que aun no descubres por completo; se que hay fantasmas en tu mente que te privan de paz cuando la soledad te asecha, aunque luchas incansablemente porque no te lastimen como lo hacían hace algún tiempo atrás; se que no ríes con frecuencia, por tal razón disfruto tanto cuando lo haces, pues me resulta sincera y divertida; además la manera enque lo haces es algo para no olvidar; se que poco hablas cuando hay multitud, pues prefieres estar atento a lo que exponen sus labios y sus gestos para luego adoptar esas actitudes que te impactan.
Se que lloras con frecuencia aunque las lagrimas no acudan a nublarte las pupilas; es evidente que lo haces, tus ojos son un libro abierto para mi y a pasar de que hay que leerlos una y ora vez paraentenderte parcialmente, he aprendido a ser su confidente; siempre tienes el valor de ponerte de pie y seguir adelante… es algo de admirar y lo sabes… aunque sientas y digas que es una obligación hacerlo.
Conozco lo que aun te reprochas, lo que odias de ti, y todo aquello que te hizo ser quien eres hoy, he sido testigo de cada uno de tus procesos; del barro que has tenido que tragar en tu cortaexistencia, de las oportunidades en que has enfrentado a la muerte y de las cosas que dejaste en el olvido para mirar hacia adelante y volver a empezar casi desde ceros; soy testigo de las ocasiones en que tu vanidad y egocentrismo hicieron añicos a tus escrúpulos para hacer daño a quienes confiaron en ti.

Soy testigo del dolor que sentiste aquella noche de otoño; ¡Si…!, ese trago amargo que tehizo recapacitar de tanto libertinaje; aun no me cabe en la cabeza la manera tan sobria en que reaccionaste a pesar de que se hizo vapor tu sangre…Soy testigo de que desde ese momento tomaste una actitud ermitaña en cuanto a ese tipo de situaciones y que huías queriendo protegerte de vivir de nuevo un poco de lo que hiciste vivir a otros a causa de tu errante y ya desvanecido aire de superioridadPero todo no fue tan trágico para ti en ese entonces; las habilidades y talentos que empezabas a conocer en ti se fortalecían rápidamente y con el pasar del tiempo empezaste a enseñarme a ser consiente de que habías madurado un poco en medio de tanta nociva soledad; abrirte tus horizontes y pusiste todos tus sentidos en lograr las metas que te propusieras, pero me preocupaba que te convirtieras enun ser vacio lleno de títulos.
Salías por instantes de tu mundo ensortijado y entre ropas oscuras durante el crepúsculo te mezclabas entre la muchedumbre para exponer tus puntos de manera anónima, mas corrías despavorido minutos antes del alba; muchos se acercaron a ti a debatir y compartir de lo que ofrecías a pesar de la singular careta que cubría tu rostro…y sin darte cuenta entendiste porprimera vez el significado de lo que llaman amistad.
Sin embargo, aún tus ojos me revelaban una profunda agonía; pues sabias que no era suficiente con compartir con quienes te aceptaron y se interesaron en tu creciente filosofía de vida; ni ser tenido en cuenta en los momentos de tomar una decisión de total importancia para ellos, o el simple saludo fraternal cálido que te conmovía las entrañas...
tracking img