Poesia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (414 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ADELANTE
Que te detiene luchador?
Avanza, avanza sin cesar,
mientras tu pecho abrigue una esperanza,
no debes desmayar,
esos que hoy a mitad de tu camino,
atacándote ves, mañana,
como triunfetu destino
de rodillas caerán ante tus pies.
Antes de entrar en lid
tu vuelo ensaya
y prueba tu vigor.
Para escalar con triunfo
el Himalaya
se necesitan alas de cóndor.
Si las tienes,
laignara muchedumbre
en vano se opondrá,
quieran o no
la nieve de la cumbre
tus pies alfombrara.
No te canse lo largo del calvario
ni te acobarden los golpes del dolor.
Para que brote el fruto
esnecesario que se extinga la flor.
El pesar ennoblece
mas fulgores dará a la sombra la luz,
Tiberio expira en tálamo de flores
y Cristo muere en afrentosa Cruz.
No escuches no,
la voz de tumarasmo,
y hasta la cumbre ve,
no hay espada mejor que el entusiasmo,
ni armadura mas firme que la fe.
Contesta a la envidia y los rencores
con un himno inmortal;
Los golpes, el rosal pago con floresSe tu como el rosal!
De la contraria, suerte en los combates
no temas perecer.
Que en la vida en los trágicos embates
es tan noble morir como vencer.
 
|
ADELANTE
Francisco Villaespesa¿Que te detiene luchador?
¡Avanza¡ avanza¡ sin cesar
mientras tu pecho abrigue una esperanza 
no debes desmayar.

Esos que hay en la mitad de tu camino
y atacándote ves;
mañana cuándo triunfetu destino,
de rodillas caerán ante tus pies.

Antes   de entrar en lid, tu vuelo ensaya y prueba   tu vigor para escalar con triunfo el Himalaya se necesitan   alas de cóndor Si las tienes, laignara muchedumbre en vano se opondrá… quieran o no, la nieve de la cumbre tus pies alfombrará.

No te canse lo largo del calvario ni te arredren los golpes de dolor: para que brote el fruto, esnecesario que se extinga la flor.

¡El pensar ennoblece¡ mas fulgores da en sombra la luz; tiberio expira en tálamo de flores y Cristo muere en afrentosa cruz.

No escuches, no, la voz   de tu...
tracking img