Poesias

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1982 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
ARISTOCRACIA JALPANECA

Tiene doña Robustiana,
una niña casadera,
más linda que una mañana
en tiempo de primavera.

Tiene unos ojos divinos,
su aliento es de munisté,
y sus dientes blancos, finos
como la flor del café.

La niña es de pelo rubio,
blanca y sonrosada faz,
y ardiente como un Vesubio...
vaya... no hay que pedir más!

Cuando vaandando en la calle
aérea, voluptuosa y alta,
mil curvas descubre el talle...
¡que te resbalas, Peralta!

Aquellas guedejas rubias,
aquel talle remonón;
aquel chic... ¡Señor de Lluvias,
líbranos de tentación!

Pero no hay modo en la oreja
de deslizarle una flor,
porque atrás viene la vieja,
como perro cazador.

La niña lo vale todo;
pero la vieja, en verdad,
con sueme-omo-de-odo,
es una calamidad.

Es más brava que una tuza,
recelosa como un gato,
fea como una lechuza
y estúpida como un pato.

En toda conversación,
y se le figura gracia,
saca a lucir el blasón
de su noble aristocracia.

Que su abuelo en Aranjuez
salvó al rey por la solapa,
y que el rey lo hizo marqués
del valle de Chichicapa.

Dice que su tío Jacinto
fue consejerodel rey
y lo elevó Carlos Quinto
a Vizconde del mamey.

Que su abuela fue polaca
y de una instrucción profunda,
y se meció en la jamaca
con señá Isabel Segunda.

Que ella viene en línea recta
de la familia Argensola,
familia la más correcta
de la nobleza española.

SALOMÉ TARACENA

Pero tanto boato y brillo
y título de nobleza
es que a la vieja un tornillo
le hacefalta en la cabeza.

Una choca de Huimango
no la gana en ser cuatrera:
le dice al baile, juandango
y vigriera a la vidriera.

Dice: el juachendo, la piegra,
Juidencio; Juerré, juarol...
Lector, te obsequio esta suegra
para que hagas un fistol.

  

EL COMPADRE TRENIDA.

"Las mulas que son rejegas
no se dejan ensillar...
y si no pos que lo diga
el compadre Trenidá,
quepa dejarlas mansitas
¡ palabra que se las trai!

Primero les soba el lomo;
les echa aluego el bozal;
dimpués les planta el suadero,
sin apretar el pretal;
por fin les pone la silla,
y ya les puede montar...
¡Que pa las mulas cerreras
el compadre se las trai...

Y lo mesmo qui a las mulas
--manque sia mal comparar--
se las trai luego de rienda
el compadre Trenidá,
¡ mesmamenteansina, cuate,
a esa endina me he de trair!

Nada le aunque qui al prencipio
no se deje ni tentar,
pos lo mesmo le sucede
al compadre Trenidá
con las mulas que, del cerro,
a sus manos van a dar.

Nada Ii aunque que ya aluego,
cuando se deje sobar,
no aguante bien el suadero
ni que le apriete el pretal,
pos con pacencia y con maña,

el compadre Trenidá,
dice que no hay mula bruta
queno se pueda ensillar.

Y dimpués de que le ponga la silla,
tú ya verás cómo, manque me respingue,
no me va a poder tirar,
¡ pos la mula que yo monto
no me tira a mí en jamás!
Y por Dios del cielo, cuate,
a lo macho y de verdá,
¡ me cuadran las viejas broncas
pa poderlas amansar!"

Ansina me dijo Chema
por l'hija de don Sabás,
¡ una prieta cabos negros
que, por Dios qu'está hasta acá!Y siguiendo 'el sistemita
del compadre Trenidá,
se pasó cercas di un año
duro y duro y sin parar
hasta que una guena nochi...

-¿Al fin la ensilló..
-¡Qué va...!

¡ Si el que le puso la silla
jue'l compadre Trenidá,
que por algo tiene fama de saberlas amansar!

Carlos Rivas Larrauri

SOLO QUE SEA POR ESO

¿Pero qué me pega, Juan?
no Sea ansina majadero,
no me jale de lasgreñas,
ni me pegue en el celebro
pos con los golpes me atonta;
yo no me explico. su genio.
¿No me lo traigo aliñao?
¿Ese uniforme tan viejo,
a fueza de remendarlo
no se lo he dejado nuevo
que parece gabardina?
-Si, vieja, todo es cierto.
-Entonces, ¿por qué es malhora?
Cuando se encontraba enfermo
dizque de fiebre amarilla,
dispues del vómito negro
y aluego del otro mal
de...
tracking img