Politica para amador

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 161 (40151 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Acabo este comienzo con una advertencia, una promesa y un guiño. Como quizá ya hayas
notado por el prólogo, debo advertirte que este libro es menos «ligerito» que Ética para Amador y
está escrito con menos concesiones. O sea, que te exijo un poco más de atención. Ya te digo que tú
tienes la culpa: por no parar de crecer, por estar a punto de convertirte en ciudadano mayor de edad
y, malditoseas, por hacerme sentir viejo. Lo que te prometo es que no habrá ya continuación de la
serie, o sea que no esperes una «Estética para Amador», ni una «Metafísica para Amador», ni cosa
por el estilo. De modo que rechazo rotundamente tu perversa sugerencia de titular este librito como
«Amador II: la Venganza»...
Y el guiño es que procuraré no perder tampoco en estas páginas el tono de buen humorque le di
a las charlas de la primera entrega. Creo que hay cosas serias pero no creo demasiado en las
personas serias (sobre todo en quienes fruncen el ceño como signo de autoridad respetable).
Sigamos sonriendo, hijo mío. Nada menos que todo un Virgilio, que no es un poeta para andarse
con bromas, dejó dicho que «aquel a quien sus padres no han sonreído será por siempre indigno delbanquete de los dioses y del lecho de las diosas». Por mí no has de quedarte sin comer en la mejor
compañía y sin... Vamos, que por mí no ha de quedar.
8
________________________________________
Page 9
Fernando Savater
Política para Amador
Capítulo primero
HENOS AQUÍ REUNIDOS
Abres los ojos y miras a tu alrededor, como si fuera la primera vez: ¿qué ves? ¿El cielo donde
brilla el sol o flotanlas nubes, árboles, montañas, ríos, fieras, el ancho mar...? No, antes se te
ofrecerá otra imagen, la más próxima a ti, la más familiar de todas (en el sentido propio del
término): la presencia humana. El primer paisaje que vemos los hombres es el rostro y el rastro de
otros seres como nosotros: la sonrisa materna, la curiosidad de gente que se nos parece y se afana
cerca de nosotros, lasparedes de una habitación (modesta o suntuosa, pero siempre fabricada, o al
menos arreglada, por manos humanas), el fuego encendido para calentarnos y protegernos,
instrumentos, adornos, máquinas, quizá obras de arte, en resumen: los demás y sus cosas. Llegar al
mundo es llegar a nuestro mundo, al mundo de los humanos. Estar en el mundo es estar entre
humanos, vivir —para lo bueno y para lo menosbueno, para lo malo también— en sociedad.
Pero esa sociedad que nos rodea y empapa, que nos irá también dando forma (que formará los
hábitos de nuestra mente y las destrezas o rutinas de nuestro cuerpo) no sólo se compone de
personas, objetos y edificios. Es una red de lazos más sutiles o, si prefieres, más espirituales: está
compuesta de lenguaje (el elemento humanizador por excelencia, como yavimos en Ética para
Amador), de memoria compartida, de costumbres, de leyes... Hay obligaciones y fiestas,
prohibiciones, premios y castigos. Algunos comportamientos son tabú y otros merecen general
aplauso. La sociedad guarda por tanto información, mucha información. Nuestros cerebros
humanos, puestos en marcha por el lenguaje, empiezan a tragar desde pequeñitos toda la
información quepueden, digiriéndola y almacenándola. Vivir en sociedad es recibir constantemente
noticias, órdenes, sugerencias, chistes, súplicas, tentaciones, insultos... y declaraciones de amor.
La sociedad nos excita, nos estimula, nos pone a cien; pero la sociedad nos permite, además,
relajarnos, sentirnos en terreno conocido: nos ampara. La selva, el mar, los desiertos también tienen
sus leyes, su propiaforma de funcionar, pero no están a nuestro servicio y muchas veces pueden
resultarnos hostiles o peligrosos, incluso letales. La sociedad se supone que está pensada por
hombres como nosotros y para hombres como nosotros: podemos comprender las razones de su
organización y utilizarlas en nuestro provecho. Digo «se supone» porque a veces en la sociedad hay
cosas tan incomprensibles y tan...
tracking img