Politica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3407 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Vicente Sierra

FILIACIÓN IDEOLÓGICA DE LA REVOLUCIÓN DE MAYO

Introducción

Sierra comienza hablando y criticando una historiografía que ha sepultado su pasado y que deja al hombre solo. Dice que las “historias nacionales” de cada país hispanoamericano sumergieron al hombre en versiones dogmáticas de su pasado hasta anularles el impulso creador que el ser espiritualmente libre debeencontrar en la historia.

Cita a Scalabrini Ortiz quien dice el porteño “es el hombre que está solo y espera”. Espera porque no ha perdido del todo la conciencia de que revisando lo que se le ha impuesto ha de encontrar el camino para usar de su libertad.

Asegura que el argentino no puede ser patriota porque carece de sentido de “nacionalidad”, que no la vive y no la siente, porque desde la escuelaprimera se lo ha venido aislando de su auténtica idiosincrasia histórica. Una patria es expresión de una forma humana de existencia que es expresión cultural, pero ésta es decantación de la historia por cuya vía llega a comprenderse.

“Lo que en los pueblos no es tradición, es plagio”. La fuente más activa de plagios es la incomprensión de la propia historia. Pero cuánto peor es latergiversación de la propia historia. Porque la deformación sumerge en un régimen de incomprensión que impone una historiografía formulista vaciada en moldes fríos con aspecto de dogmas intocables, y nos constriñe a vivir rodeado de ilustres muertos.

Es entonces cuando el patriotismo no se expresa en cada acto y momento de nuestra vida, sino en ceremonias frías.

Así se suceden gobernantes y hechos sinque se vea la causa que origina los hechos.

Se intenta establecer un pasado inmediato ajeno a todo contacto con su propia tradición, e imponer ese pasado inmediato como la única tradición posible del ser argentino del presente. Así la historia la recibe desde afuera y no la vive desde adentro.

Semejante historia donde sólo vale lo meteco y es despreciable lo auténtico, no puede ser tomada porel hombre argentino como parte formal de su presente con sentido de previsión del futuro. Pero esa pseudo-historia nos explican que se hayan levantado monumentos a los primeros colonizadores extranjeros que llegaron a trabajar estas tierras y no al que libró y dio una cultura a los aborígenes.

Autores que aciertan en la filiación ideológica

Sierra cita a Ramos Mejía quien dice que “estudiarla historia de España es estudiar la historia argentina”. Destacó entonces que los factores constitutivos de nuestra comunidad debían buscarse en España, y cita los orígenes en la Edad Media.

Joaquín V. González había sindicado como erróneo e buscar en los hombres o en los sucesos inmediatos el origen, explicación y el móvil ocasional porque convertiría a la historia argentina en un conjunto deafirmaciones sin cimiento filosófico. En 1910, apogeo de la historiografía liberal-positivista, no se atrevió a más.

Su padre Julio V. González se expresó así: “para la historia de las instituciones políticas, la Revolución de Mayo fue una creación de la Revolución de España, porque el movimiento popular de la provincia no sólo inició al argentino en las prácticas de la representaciónpública, sino que lo nutrió con sus principios y proporcionó las bases sobre las que el hombre de Mayo planeó la organización del nuevo Estado. Sierra dice que su deducción es acertada.

Ricardo Levene se adelantó en la empresa de vindicar los valores hispanistas de nuestro pasado expresando:

“La Revolución de Mayo está enraizada en su propio pasado y se nutre en fuentes ideológicas hispánicas eindianas”. Además dijo que “sería absurdo pensar a la Revolución de Mayo como un acto de imitación de la Revolución Francesa o la Revolución Norteamericana”. E identificó a las fuentes ideológicas de Mayo en la bibliografía española del siglo XVI y XVII.

Ya lo había intuido Alberdi que Mayo no podía ser un muro que dividiera nuestro pasado en dos períodos sin relación alguna; y que la Nación...
tracking img