Pongamonos de acuerdo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1683 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Todos los alumnos y alumnas tienen derecho a que los adultos que intervenimos en su educación nos pongamos de acuerdo

En mi opinión, después del derecho básico que tienen los alumnos a recibir educación, no existe otro más importante que el de exigir que todos los adultos e instituciones que intervenimos en su proceso educativo colaboremos, nos pongamos de acuerdo, con el fin de ofrecerlesuna ayuda eficaz y de calidad a lo largo del mismo.

La última ley aprobada en España, la LOCE (Ley Orgánica de Calidad de la Educación establece que los alumnos tienen el derecho a recibir una formación integral que contribuya al pleno desarrollo de su personalidad (Art. 2), y para ello dice seguidamente que los padres, como máximos responsables de la educación de sus hijos, conozcan y apoyenla evolución de su proceso educativo, en colaboración con los profesores (Art. 3) Encargo de colaboración que también hace a los docentes, determinando que les corresponde desempeñar la tutoría de los alumnos para dirigir su aprendizaje, transmitirles valores y ayudarlos, en colaboración con los padres, a superar sus dificultados (Art. 56).

Generalmente podemos encontrar en nuestras leyes sobreeducación la expresión escrita, concreta, de la necesidad y conveniencia de trabajar juntos quienes estamos implicados en la educación de los niños y jóvenes, de nuestros alumnos, de nuestros hijos. Legalmente, por tanto, estamos obligados a coordinar nuestras aportaciones en el proceso, pero aún cuando no lo estableciera la ley, tenemos la obligación de ser coherentes con lo que sabemos. Ysabemos que el alumno, nuestro hijo, es uno, y no puede dividir constantemente su personalidad para atender las orientaciones de los distintos maestro y profesores, sus padres, los medios de comunicación y entidades dedicadas a la enseñanza no formal, etcétera, cuando con demasiada frecuencia estas directrices no sólo no son coincidentes, sino que en muchas ocasiones están en abierta contradicción. Aveces, los alumnos llegan a encontrar más dificultad en adaptarse a los continuos modos de educar del adulto que tienen delante en cada momento, que en asimilar el contenido mismo que se le propone aprender.
Ponernos de acuerdo no es una tarea fácil. Nuestras instituciones educativas a veces parecen pensadas para no encontrarnos, ya que favorecen el trabajo del docente en el aula con su grupo dealumnos, pero apenas si se establecen puentes de unión entre aulas, posibilidades para asomarse al escenario donde actúan los demás. No asistimos a clases de otros docentes si no es muy ocasionalmente. Profesionales que estamos acostumbrados a trabajar en solitario una obra que es necesariamente colectiva. ¿Existe un tiempo bien determinado en la Organización de la Institución, para planificarcoordinadamente las actuaciones del equipo docenteque imparte clase a un grupo de alumnos? ¿Sabemos trabajar eficazmente en equipo? No es fácil, pero es necesario si queremos ser eficaces. No podemos dispersar las energías que ponemos en juego en cada momento. La tarea que realiza undocente con un grupo de alumnos debe ser continuada, sin sobresaltos, por el docente que, seguidamente, toma el relevo en la responsabilidad de dirigir el proceso de enseñanza/aprendizaje del mismo.

En muchas ocasiones, cuando los alumnos cambian de un curso a otro, aun cuando permanezcan en la misma institución educativa, experimentan un cambio tan significativo de criterios que puede producir...
tracking img