Por el desafuero, fernando vallejo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1951 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Por el desafuero

Por: FERNANDO VALLEJO

A partir de esta edición, el maestro Fernando Vallejo escribirá desde México, en exclusiva para SoHo, una serie de columnas de opinión sobre todo lo que sucede en Colombia. Agárrese que acá va la primera.

¡Con que el Congreso aprobó la posibilidad de la reelección inmediata! Que apruebe entonces también la posibilidad del desafuero, de revocarle elmandato al que no sirve. Si en contravención a lo establecido durante 184 años que llevamos de historia independiente de que el presidente no se puede reelegir para el siguiente período al suyo a fin de evitar que se nos convierta en un dictador o un tirano, el actual Congreso aprueba la posibilidad de la reelección inmediata de Uribe promovida impúdicamente por él y para beneficiarse él y no enbeneficio de su sucesor, quedando reformado así ese principio básico de nuestra democracia que nos protegía del zarpazo de cualquier Chávez, el mismo Congreso que aprueba la reelección está ahora en la obligación moral de aprobar la contrapartida: que podamos limitarle a Uribe la continuidad en la presidencia a mitad de su mandato, por ineptitud o por indignidad. Es una afrenta al país y unainmoralidad que los miembros del Congreso (Cueva de Alí Babá para muchos) aprueben lo uno sin aprobar lo otro. Ya Uribe lleva dos años y lo está haciendo muy mal, se debe ir: por politiquero, por desvergonzado, por impúdico, por mentiroso, por demagogo, por blandengue, por inepto, porque no tiene los pantalones bien fajados. Porque Colombia se sigue deshaciendo en sus manos. Porque el desastre que ledejaron de herencia Gaviria, Samper y Pastrana ha ido en aumento con él. Porque el desempleo en Colombia es monstruoso. Porque la impunidad es monstruosa. Porque el campo sigue en ruinas. Porque la industria sigue en ruinas. Porque nos seguimos reproduciendo como animales y atropellando a los animales. Y porque nos hemos convertido en un país mantenido de menesterosos. Mantenido por los que vivimosafuera, los tres millones que nos fuimos porque en nuestra patria se nos cerraron todas las puertas: mantenido por nuestras remesas, de las que a lo mejor está él sacando para pagarse su sueldo y los del Honorable Congreso. ¡Cómo cambian los tiempos y cómo cambian las cosas, y cómo pueden las palabras pasar a significar lo contrario de lo que un día significaron! ¡Honorables estos! ¿Con cuántospuestos los están comprando? ¿Con cuántos, para que los honorables se los repartan entre sus paniaguados? ¿Con cuántas prebendas y beneficios? ¿Con cuántas partidas para que repartan en sus feudos? Pues él juega con casi todas las cartas, detentador como es de la mayoría de los puestos públicos y de los contratos. Yo puesto no tengo ni quiero, ni quiero contrato, ni los tengo para repartir, pero sítengo una carta: mi palabra.

Entró en guerra contra la politiquería. ¿Y él qué es? ¿Qué si no un político? ¿Es acaso plomero, físico nuclear, cantante de ópera? No: político, o sea, avorazado ocupante de puestos públicos, que es como se ha entendido siempre esta actividad que tendría que ser noble y desprendida pero que es vil e interesada entre nosotros: la caza de las altas posiciones delEstado para el beneficio personal, para subir el don nadie y figurar, cuando no para robar. Y en prueba de que es político, o sea ocupante de puestos públicos, puestero, el hecho de que antes de hacerse nombrar presidente se había hecho nombrar alcalde de Medellín y gobernador de Antioquia.

No bien lo nombraron presidente y antes de tomar posesión del cargo, salió de gira por Europa a mendigar,a extender la mano, a mostrar lo que era: un limosnero internacional. A organizar mesas de donantes para Colombia. Yo lo veía en los noticieros de televisión en México y se me caía la cara de la vergüenza. ¡Con que en eso terminó mi patria! Las limosnas en verdad han sido pocas: uno que otro avión viejo para combatir a las Farc. Lo que sí es mucho son los 4.460 millones de dólares que le hemos...
tracking img