Por inscrpcion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 28 (6823 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 29 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Prosperidad – Amor – Templanza
 
"Os abriré las ventanas de los cielos y derramará sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde" Malaquías 3:8-11
PRESENTACIÓN.
Etimológicamente, prosperidad significa bienestar o mejora de una situación.
Toda prosperidad viene de Dios porque Él es dueño de todo, Salmo 24:1 "Del Señor es el mundo entero, con todo lo que en él hay y con todo lo que en élvive".
El deseo de Nuestro padre Dios, es que sus hijos disfruten de todo lo suyo.
En Lucas 15:31 nos dice:
"Hijo tu siempre estás conmigo y todo lo que tengo es tuyo.
No escatimó ni a su propio Hijo para que viniera y nos rescatara".
2 Corintios 8:9 nos dice su palabra:
"porque ya saben ustedes que nuestro Señor Jesucristo en su bondad, siendo rico se hizo pobre por causa de Ustedes, para quepor su pobreza fueran ustedes enriquecidos".
Romanos 8:32 "Si Dios no nos negó ni a su propio hijo, sino que lo entregó a la muerte por todos nosotros, ¿Cómo no habrá de darnos también, junto con su Hijo, todas las cosas? El mismo Señor Jesucristo desea darnos la prosperidad integral (espiritual, física y material)":
3 Juan 1:2 "Mi deseo es que prosperes en todo, que tengas buena salud, así comoprospera tu alma".
Si aceptamos a Cristo en nuestro corazón, Él nos ofrece el Espíritu Santo en plenitud. Juan 7:37-39".
Es importante prosperar íntegramente.
De nada serviría que una persona tuviese mucho dinero y buena salud pero espiritualmente perdiera su alma, o al contrario si tuviera mucha plata y gran espiritualidad, pero con un quebranto de salud no disfrutará de estas bendiciones.
Lomismo si su salud fuera óptima y su espiritualidad envidiable, pero no tuviese dinero ni siquiera para el sostenimiento de su familia; sería contradictorio a la misericordia de Dios.
Un ejemplo en la Biblia de prosperidad, se encuentra en el libro de Job, si analizamos los primeros capítulos notamos que Dios le había prosperado íntegramente; pero Satanás sintió envidia y atacó a Job en todas susáreas (financiera, familiar, física y espiritual), esto pasa con los hijos de Dios.
El diablo siente envidia y busca robar o arrebatar las bendiciones al pueblo de Dios, quiere destruirnos, por eso Jesús dijo en Juan 10:10 "El ladrón es el diablo, sólo viene para matar (muerte espiritual y física), robar (las bendiciones), destruir (los hogares y las naciones) más YO he venido para que tenganvida y la tengan en abundancia".
Salmo 23: "El Señor es mi pastor; nada me falta.
Me hace descansar en verdes pastos, me guía a arroyos de tranquilas aguas, me da nuevas fuerzas y me lleva por caminos rectos, haciendo honor a su nombre.
Aunque pase por el más oscuro de los valles, no temeré peligro alguno, porque tú, Señor, estás conmigo; tu vara y tu bastón me inspiran confianza.
Me haspreparado un banquete ante los ojos de mis enemigos, has vertido perfume en mi cabeza y has llenado mi copa a rebosar.
Tu bondad y tu amor me acompañan a lo largo de mis días, y en tu casa Oh Señor, siempre viviré".
Te abro mi corazón por medio de esta oración; dile:

Señor Jesucristo Yo te necesito, Te abro las puertas de mi corazón, Te recibo como mi Señor Y el Liberador de mi vida, Haz de mí loque tu quieras".
Amén.
ORACION PARA TODOS LOS DIAS
Salmo51
Por tu amor, oh Dios, ten compasión de mí; por tu gran ternura, borra mis culpas.
¡Lávame de mi maldad! ¡Límpiame de mi pecado! Reconozco que he sido rebelde; mi pecado no se borra de mi mente.
Contra ti he pecado, y sólo contra ti, haciendo lo malo, lo que tú condenas.
Por eso tu sentencia es justa; irreprochable tu juicio.
Enverdad, soy malo desde que nací; soy pecador desde el seno de mi madre.
En verdad, Tú amas al corazón sincero, y en lo íntimo me has dado sabiduría.
Purifícame con hisopo, y quedaré limpio: lávame, y quedaré más blanco que la nieve.
Lléname de gozo y alegría; alégrame de nuevo, aunque me has quebrantado.
Aleja de tu vista mis pecados y borra todas mis maldades.
Oh Dios ¡ pon en mí un corazón...
tracking img