Por qué tememos a la muerte

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (422 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
¿Por qué tememos a la muerte? “Lo más temible es la muerte, ya que es el fin.” Aristóteles. El temor a convertirse en nada Uno de los temores más grandes que abriga la gente es el de dejar deexistir. Sin importar cuáles sean sus convicciones religiosas, la idea de que la muerte sea el final absoluto estremece a muchos. Muchos investigadores explican la muerte como un proceso meramente biológico.No es extraño, por tanto, que haya personas que aunque de labios para afuera afirman creer con fervor en la otra vida, por dentro temen morir y verse reducidas a la nada. ¿Es el “polvo” el final delcamino? En el libro de Eclesiastés, compuesto hace tres mil años, Salomón escribió (Eclesiastés 9:5, 6, 10). Desmienten la creencia popular de que algo en nuestro interior sobrevive a la muerte ycontinúa existiendo en otra forma. ¿Acaba todo con la muerte? ▪ ¿Cuándo acontecerá la resurrección? El hecho de que la muerte se compare al sueño indica que, en términos generales, la resurrección noocurre inmediatamente después de la muerte. Entre el momento de la muerte y el día de la resurrección media un período de “sueño”. (Job 14:14, 15). ¡Cuánta alegría habrá cuando llegue el tiempo en que losmuertos se reencuentren con sus seres amados! No hay por qué tenerle un temor irracional Por supuesto, la esperanza que da la Biblia no elimina necesariamente todo temor a la muerte. Es naturalsentir inquietud ante el dolor y el sufrimiento que a veces preceden a la muerte; además, es comprensible que uno tema la pérdida de un ser querido, y también que nos preocupen las tristes consecuenciasque la muerte propia pueda traer a las personas que amamos. No obstante, al revelarnos la verdad sobre el estado de los muertos, la Biblia disipa el temor irracional ante la muerte. No hay razón paratemer que los demonios nos atormenten en un infierno de fuego, ni para temer a un reino sombrío y fantasmal donde las almas vaguen sin descanso, ni para temer que lo único que el futuro nos reserve...
tracking img