Por que estudiar la biblia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 20 (4951 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Por qué estudiar la biblia?
Juan 5: 39
Escudriñad las escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí.
El señor jesucristo nos hace un importante llamado; escudriñad las escrituras. Esto quiere decir que hay algo en ellas que debemos descubrir.
Jesús nos dice; escudriña, profundiza en la lectura de la palabra, toma tiemposuficiente para meditar y reflexionar en ellas, porque en ellas hay vida eterna.
Así como un buscador de tesoros excavaría, y ahondaría, en lo profundo de la tierra para encontrar tesoros, así nosotros también, como buscadores de preciosos tesoros espirituales, debemos esforzarnos para excavar lo más profundo posible para encontrar la sabiduría de Dios.
El atraso, y estancamiento espiritual, demuchos cristianos hoy, se debe al muy poco conocimiento de la palabra de Dios. Cuando el hijo de Dios enfrenta problemas, luchas, y adversidades, es entonces que las respuestas se hacen necesarias, y la biblia tiene todas esas respuestas que necesitamos para cada uno de nuestros problemas o interrogantes.
El señor jesús termina diciendo en esta escritura de juan; y ellas son las que dan testimoniode mí. La palabra de Dios escrita, nos ayuda a conocer a Dios, descubrir cosas nuevas de él, como su carácter, naturaleza, personalidad, etc.
Todo esto nos ayuda para entenderlo, y para aprender a confiar en él siempre.
Proverbios 2:1-5
Hijo mío, si recibieres mis palabras, y mis mandamientos guardares dentro de ti, haciendo estar atento tu oído a la sabiduría; si inclinares tu corazón a laprudencia, si clamares a la inteligencia, y a la prudencia dieres tu voz; si como a la plata la buscares, y la escudriñares como a tesoros, entonces entenderás el temor de Jehová, y hallarás el conocimiento de Dios.
El sabio salomón escribe con el deseo de alcanzar nuestro corazón con su palabras, que son de Dios; diciendo; si recibieres mis palabras.
Recibir la palabra de Dios, indica una actituddócil del que la recibe, también muestra humildad al desear recibir esa palabra.
Hoy necesitamos esa humildad para sacrificialmente pasar tiempo leyendo y estudiando la biblia.
Me duele ver como la gente de hoy abandona y olvida el estudio de la palabra de Dios.
Hoy por hoy, la gente está más interesada en que algún profeta le dé una palabra, en vez de buscar esa palabra por sí mismo a travésde la lectura y meditación de la biblia.
La razón es; porque ya no existe el sentido de sacrificio y de esfuerzo en el cristiano de hoy; pero si seguimos así, esto nos llevará al fracaso total.
No podemos vivir la vida cristiana separada del conocimiento de lo que nos enseña la biblia.
Hoy también se cometen muchos errores por ignorar los principios de la palabra de Dios; como profecíaserróneas, decisiones equivocadas, abusos, excesos, y religiosidad extrema.
Recuerdo que en mis comienzos como cristiano, y predicador, fui a una gran convención, donde estarían, predicadores y evangelistas de renombre; mi ilusión era grande, mis expectativas de recibir conocimiento eran inmensas, sin embargo al terminar esa convención yo me sentía defraudado; el conocimiento que yo deseaba recibir, no loencontré; y recuerdo como si fuese hoy; me fui al hotel donde estaba hospedado, me recosté en la cama, y escuche tal claro y tan audible la voz de Dios; que me dijo, "¿quieres conocerme?... Búscame a ¡mi! Yo te enseño".
Ese fue el momento crucial, y definitivo que marco mi vida para siempre. De allí en adelante me abstuve de andar de campaña, en campaña, de buscar al profeta, de correr a tantaconvención y seminario; y dediqué más tiempo, mucho más tiempo, para buscar yo mismo a Dios, y conocerlo; a través de la oración y el estudio profundo, y la lectura de la palabra de Dios.
Eso es lo que me ha formado, y ayudado también, para que yo pueda discipular, capacitar, y enseñar a otros. La biblia nos dice, en proverbios 2: que busquemos, la prudencia, y la sabiduría de Dios; como quien...
tracking img