Porque

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 54 (13405 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 12 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Porcofilia y porcofobia
Todas las personas conocen ejemplos de hábitos alimenticios aparentemente
irracionales. A los chinos les gusta la carne de perro, pero desdeñan la leche
de vaca; a nosotros nos gusta la leche de vaca, pero nos negamos a comer la
carne de perro; algunas tribus de Brasil se deleitan con las hormigas pero
menosprecian la carne de venado. Y así sucesivamente en todo elmundo.
El enigma del cerdo me parece una buena continuación del de la madre vaca.
Nos obliga a tener que explicar por qué algunos pueblos aborrecen el mismo
animal al que otros aman.
La mitad del enigma que concierne a la porcofobia es bien conocida para
judíos, musulmanes y cristianos. El dios de los antiguos hebreos hizo todo lo
posible (una vez en el Libro del Génesis y otra en el Levítico)para denunciar
al cerdo como ser impuro, como bestia que contamina a quien lo prueba o
toca. Unos 1.500 años más tarde, Alá dijo a su profeta Mahoma que el status
del cerdo tenía que ser el mismo para los seguidores del Islam. El cerdo sigue
siendo una abominación para millones de judíos y cientos de millones de
musulmanes, pese al hecho de que puede transformar granos y tubérculos enproteínas y grasas de alta calidad de una manera más eficiente que otros
animales.
El público conoce menos las tradiciones de los amantes fanáticos de los
cerdos. El centro mundial del amor a los cerdos se localiza en Nueva Guinea y
en las islas Melanesias del Sur del Pacífico. Para las tribus horticultoras de
esta región que residen en aldeas, los cerdos son animales sagrados que se
sacrifican alos antepasados y se comen en ocasiones importantes, como bodas
y funerales. En muchas tribus se deben sacrificar cerdos para declarar la
guerra y hacer la paz. La gente de la tribu cree que sus antepasados difuntos
ansían la carne de cerdo. El hambre de carne de cerdo es tan irresistible entre
los vivos y los muertos que de vez en cuando se organizan festines grandiosos
y se comen casi todoslos cerdos de la tribu de una sola vez. Durante varios
días seguidos, los aldeanos y sus huéspedes engullen grandes cantidades de
carne de cerdo, vomitando lo que no pueden digerir para volver a ingerir más.
Cuando todo ha finalizado, la piara de cerdos ha quedado tan mermada que se
necesitan años de rigurosa frugalidad para recomponerla. Tan pronto como se
ha logrado esto se realizan lospreparativos para una nueva y pantagruélica
orgía. Y así vuelve a comenzar el extraño ciclo causado por la aparente mala
administración.
Empezaré con el problema de los porcófobos judíos e islámicos. ¿Por qué
dioses tan sublimes como Yahvé y Alá se han tomado la molestia de condenar
una bestia inofensiva e incluso graciosa, cuya carne le encanta a la mayor
parte de la humanidad? Los estudiososque admiten la condena bíblica y
coránica de los cerdos han ofrecido diversas explicaciones. Antes del
Renacimiento la más popular consistía en que el cerdo era literalmente un
animal sucio, más sucio que otros puesto que se revuelca en su propia orina y
come excrementos. Pero relacionar la suciedad física con la abominación
religiosa lleva a incoherencias. También las vacas que permanecenen un
recinto cerrado chapotean en su propia orina y heces. Y las vacas hambrientas
comerán con placer excrementos humanos. Los perros y los pollos hacen los
mismo sin preocuparse nadie por ello; los antiguos deben haber sabido que los
cerdos criados en pocilgas limpias se convierten en remilgados animales
domésticos. Finalmente si invocamos pautas puramente estéticas de
"limpieza", debemostener presente la formidable incoherencia que supone la
clasificación bíblica de langostas y saltamontes como animales "puros". El
argumento de que los insectos son estéticamente más saludables que los
cerdos no hará progresar la causa de los fieles.
Los rabinos judíos reconocieron estas incoherencias a principios del
Renacimiento. Moisés Maimónides, médico de la corte de Saladino en El...
tracking img