Pradticos medicas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2036 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
VERDADES QUE LA HISTORIA OLVIDÓ.

“… contra el poder que siempre miente en nombre de la verdad
… contra el poder que compra y vende la vida…”

-Pedro Guerra, “Contra el poder”-

“… lloramos juntos recordando el pasado.
Lloramos juntos viendo el presente,
y decidimos que esperaríamos juntos al futuro
con una sonrisa lista en nuestros labios.

-Tradiciónoral del pueblo negro,
“…y su corazón escapó para convertirse en pájaro”-

La verdad suele ser una mentira que luego de repetida tantas veces termina inevitablemente convirtiéndose en historia oficial. Quienes escriben la historia saben que las páginas de horror pueden, de pronto, y por la mano del historiador, convertirse en páginas de gloria. Tal vez por esta razón el villano aparece antenuestros ojos como héroe, el tirano como pacificador y el asesino como colonizador.

La historia tradicional es la historia escrita por los vencedores, que haciendo honor a sus gestas olvidan que detrás de esas páginas de victoria quedaron miles de voces condenadas para siempre al silencio. Entonces no es sorprendente que la historia justifique episodios plagados de genocidios, explotación ymiseria humana.

El hito del “descubrimiento de América”, no ha sido la excepción de esta falsa historia que nos pinta una alegoría europea que termina con la épica y gloriosa conquista de nuestro continente… Entiendo que esta es la razón por la que es necesario re-escribir la historia, es indispensable que los americanos escribamos la verdadera historia de América.

La hazaña épica del“descubrimiento” arrojó al tiempo varios nombres que aún ahora son motivo de veneración: el primero de ellos es indudablemente el Almirante Cristóbal Colón, navegante y aventurero genovés que, al igual que la gran mayoría de europeos del Renacimiento, ansiaba afanosamente sumirse en una empresa que le permitiera escapar de la miseria que se cernía entonces por toda la Europa del siglo XV, que se aniquilaba a símisma en crueles guerras que destrozaron las finanzas de las recientes naciones europeas.

Convencido de poder llegar al oriente siguiendo la ruta del oeste –entonces los europeos aún creían que la tierra era plana- y con el apoyo de la corona española -desesperada por escapar de la crisis en la que se hallaba sumida por las múltiples guerras que mantenía- se lanzó a la aventura deconquistar las misteriosas tierras de Cipango (Japón). Sin embargo, los salvajes vientos del Atlántico arrojaron las embarcaciones del Almirante a las costas de las Bahamas. Los europeos habían llegado de manera bastante fortuita al “nuevo mundo” y no lo sabían. El mismo Colón murió convencido de que había llegado al Asia por la ruta del oeste, pero antes de morir dejó clavada su huella de sangreen América.

Seguro de estar en Cipango, presuroso, “(…) el Almirante manda a Alonso de Ojeda que vaya al sur a Haití a descubrir oro…pasan por Río de Oro (Cuba) y son bien recibidos por sus habitantes… deciden pernoctar ahí… Dos españoles deciden bañarse, dejan sus prendas de vestir en la arena… Un indio que les observaba, se acerca curioso a mirar las extrañas vestimentas y armas. Losespañoles piensan que quiere robarles y lo acusan ante el Capitán. Los indios que no saben qué es robar, no saben como explicar lo sucedido. Ojeda ordena prender al cacique, a un hermano y a un sobrino, acusándolos de complicidad. Encadenados son llevados ante Colón para que haga “justicia”. Pero antes, al presunto culpable mandó a cortarle las orejas en medio de la plaza del pueblo. Por su parte elAlmirante ordenó que a los otros les sean cortados la cabeza” (Oviedo, 1999).

Esta fue la primera injusticia, con presunción vana errónea de hacer justicia que se cometió en estas Indias contra los indios y el comienzo del derramamiento de sangre. Luego de esta europea forma de hacer justicia, el genocidio tomó los más variados rostros. A su turno, otros tantos venerables carniceros asolaron de...
tracking img