Preámbulo al silencio

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2430 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Si tomamos la realidad como un objeto, si tomamos la imagen, la historia completa con cada estado y tiempo de progreso, se evidenciará una sola perspectiva. ¿Acaso no respiramos igual dentro de una impresión subjetiva? El juez dicta y así surge un padrón donde podemos reconocernos. Pero no pertenezco a una clase y en mí jamás habrá acreditación para la mal llamada gente importante. Advierte lacanción cuando pronuncias lo que digo. Aspiro a la humanidad entera. Prefiero a la humanidad latiendo. Aunque me duela y aterrorice la maldad que concurre a algunos actos, reconozco la importancia de velar por existir. Maldigo a los torturadores, maldigo a los guerreros y al criminal sanguinario. Maldigo toda aberración y defiendo las hazañas realizadas en nombre de la paz. Oh, sí, identificoclaramente al monstruo que se ensaña con su enemigo y aseguro a la postre la preeminencia de la justicia.
Todos los aplazados, cada figura humana demolida por un golpe evocan ciertas escenas principescas. Y ese príncipe, maquiavélicamente, concibe y difunde una prerrogativa elitista cuando sólo puede resolverse como una jactancia genética. La costumbre proviene del corcoveo esgrimido por esa figurasalvaje. Pero la ley de la selva no se justifica en el orden al que aspiramos. ¿Los animales mantendrán su naturaleza bestial? No habrá entendimiento, mientras seamos carnales y aprovechemos el día justificando nuestras saturaciones; en tanto no sepamos invariablemente que la inmensa distancia que separa al día de la noche acoge tan sólo un pretexto para salvarnos. El histrión juega en la escena yel malvado solo boquea unos pasos antes de la meta. Tal vez el desafío se funde en destituir ese impulso inconsciente hacia la maldad, hacia la maledicencia. La capacidad de salirse del propio caos proviene del control. (El auto lo dejo estacionado, porque también sé que hay algo, no sé, un sonido remoto, alguien susurrando una frase inaudible, alguien registrándome a escondidas en la escenaridícula, en la intención perniciosa, en la gran calamidad que se eleva como discurso significativo sobre nuestra penosa estadía en los mundos oficiales, en los mundos siniestros que jamás preponderan en el orden supremo). ¿Cuál es tu desafío? ¿O tan sólo yo justifico con mi tendencia negativa la ilusión de todos los que están sufrientes? Invento al monstruo aterrador de la muerte. Porque lo únicoterrible es la muerte, independientemente de que la afrontemos a puerta cerrada o a expensas de los pueblos. Yo sé cuánto me ha dolido está sola noción que redunda en un verdadero asunto sobre lo que somos. Así dados a la muerte, debemos vivir inventando la mejoría de todos los que vienen ¿Lo ves así? ¿Ves que el mundo es mejor? ¿No hay necesidad de oponer dos términos morales acerca de lo que cada unovive? Repudiable el genocida, infame el torturador, execrable todo aquel que con su conducta o pensamiento hiere la esencia de la vida. Su imperio predomina, pero no en las cosas del individuo, este sí que sabe morir, este sí que sabe salir. De él es el desafío, pues aún no entiende su conveniencia. Y claro, la necesidad muchas veces nos obliga a escoger; a escoger, por ejemplo, la muerte del másdébil, del más peligroso. El mundo ha sido así desde siempre jamás. Necesito ubicar a la mujer y al hombre que mantienen la esperanza. Ambos se abracen para generar al infante cada vez más puro. Y en cambio ¿qué hay? Dicen los lenguaraces y abominables señores de las cuentas que, por el momento, sólo importa funcionar. Estos cargan con la responsabilidad de vivir ampulosamente a costas de lamiseria colectiva. Y yo ¿qué hago en el minúsculo espacio que relleno? Es decir, ¿hacia qué empresa ha sido empujada mi existencia si no tengo influjo más que en mi pequeño secreto? Una incidencia de orden particular que versa sobre comida y un sucinto anhelo de conocimiento. Tristemente se desarrolla la experiencia inédita de quien debe cumplir con ejercicios trabajosos de manutención y soporte....
tracking img