Pre (texto) para escribir sobre sicilia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1372 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Amo México. Amo sus olores y sabores, la antigüedad de sus rostros que guardan la intensidad de piedras implacables, sus valles rodeados de montañas y volcanes, sus regiones más transparentes y hasta los rincones más obscuros, amo al México dulce y cruel que acendra los corazones en finas gotas de miel. Cada vez que puedo, de pie lo digo: amo a mi país. Por eso, para aliviar el dolor que va másallá de las palabras con el silencio solidario, marché por la paz el 8 de mayo, ese día será recordado como una radiografía de estos tiempos dolorosos. El asesinato de Juan Sicilia y su grupo de amigos marcó un parteaguas en nuestra indignación, en ese momento la sociedad entera manifestó un hastío tan enfático como comprensible. Esta tragedia trajo consigo el surgimiento de una figura en la vidapública de México: Javier Sicilia, el hombre que transformó la más profunda desdicha en un ejercicio de valor cívico. Sin embargo considero importante apuntar que la tragedia y la respuesta que el movimiento ha generado exige también deliberación seria, serena y sobre todo, mantenerse libre de esa persistente neblina que es la politiquería en México, situación que de momento me mantiene preocupada.Veamos. La caravana inició con 400 personas y un tono político fuerte. En Morelia es donde las causas adquieren diversidad. Hay miembros del SME, universitarios, zapatistas, ambulantes de Neza, payasos, trotskistas, muchos familiares de víctimas y simples ciudadanos. Las víctimas de la violencia son tan variadas como los grupos que viajan en la caravana. La mayoría de las voces concentraron suindignación en la labor del gobierno. Muy pocas consignas estaban dirigidas a los criminales. Aunque exista la noción de que, en lugar de enfrentar a punta de pistola el problema, el gobierno debía de haber pactado o negociado con los criminales, el propio Sicilia hizo la distinción correcta entre la responsabilidad del gobierno y la culpabilidad de los criminales. Sicilia habla de reforma política, dereconstrucción social, de podredumbre institucional, de la criminalización de los muertos y desaparecidos. Hay casos en lo que mueren inocentes y tiempo después aparecen los cuerpos. “Mil disculpas señora... fue una equivocación” las explicaciones insuficientes y la desatención del gobierno convoca la sospecha de la complicidad. La trampa oculta en la criminalización de la víctimas, es una trampadoblemente horrenda: por una parte esconde la negligencia de las autoridades para quienes es más fácil

argumentar que la víctima lo merecía y facilita que los deudos sucumban al miedo de seguir con las indagatorias. Criminalizar a la víctimas atenta de modo descarado contra el principio de presunción de inocencia y siembra un estigma social y desconfianza en los muertos y desaparecidos, asícomo sobre sus familias. El prestigio del gobierno se derrumba ante los ojos de una sociedad herida, se cubren entre un manto de sospecha, no se encuentra otra explicación en la certeza de que son cómplices de los criminales. El viernes 10 de junio, en los salones de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, se discutió el Pacto Ciudadano por la Paz con Justicia y Dignidad. En el documento final secuelan propuestas como buscar el fin del TLCAN, se piden renuncias y juicios políticos a dos secretarios y al presidente, ¡se exige ampliar la presencia de la televisora Telesur!, y el regreso inmediato del ejército a los cuarteles. A mi gusto, los excesos del pacto dejan al descubierto las consecuencias de un liderazgo poco comprometido con la precisión de las ideas y con posiciones que busquencambiar el comportamiento del gobierno. Lo que vi entonces fue más una “lluvia de ideas”, un encuentro en un contexto no institucionalizado. Javier Sicilia es un hombre de fe. Cree en el libre encuentro de corazones fuera de un esquema de institucionalización pero lo que ocurrió en aquellos salones no fue un encuentro de corazones, sino el triunfo de grupos de activistas que siguen repitiendo...
tracking img