Preparatoria

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1737 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los griegos…

Una manera de calcularla era mediante el tiempo de viaje de los camellos. Un camello cargado podía caminar a razón de unos 100 estadios por día (un estadio equivalía a unos 185 metros), y como una caravana de camellos tardaba 50 días en desplazarse de Alejandría a Siene, Eratóstenes calculó la distancia en 5,000 estadios (unos 925 kilómetros) y la circunferencia terrestre en250,000 estadios (46,250 kilómetros

los aztecas...

Unidad métrica Teotihuacana.
En 1970, Hugh Harleston llegó a la conclusión, que la unidad métrica que utilizaron los teotihuacanos en la construccion de su maravillosa ciudad, es 1.059461 m.
Casi 20 siglos después, la Nasa determinó mediante su alta tecnología que 1.059463m. es un número primo resultante de la diezmillonésima parte del ecuadorterrestre. Como puedes observar, la precisión es asombrosa, sobre todo si consideramos que los cálculos teotihuacanos estaban hechos sin ninguna recnología moderna.

acaban de descubrir una forma en la que median las parcelas… en estas páginas puedes encontrar esa

babilonicos...

Así, la unidad babilónica de longitud era el dedo, equivalente a 1,65 centímetros, unos 2/3 de pulgada; el piecontenía unos 20 dedos, y el codo, 30 dedos; la pértiga 12 codos y la cuerda 120 codos; la legua era una distancia de 180 cuerdas, es decir, unas 6,65 millas. En medidas de peso la unidad mínima era el grano que valía 0,046 gramos, después el shekel que pesaba unos 8,416 gramos y el talento que pesaba 30.5 kilogramos.

los egipcios...
Unidades de longitud ...La unidad de longitud más corrientefue el codo, que es la distancia entre el codo y el extremo del dedo medio de una persona. Durante la tercera dinastía, esta medida, de 52,3 cm, recibió el nombre de codo real. Se dividía en medidas inferiores, como el palmo y el dedo.

El resplandor del sol iluminaba el día. En el cielo se observaban pocas nubes. Una brisa cálida y suave atravesaba las hojas de aquel pequeño árbol de jocote quemedia poco menos de dos metros.
La mano de don Víctor lanzaba puñadas de maicillo, que recogía de un pequeño guacal de morro que tenía sujeto con sus piernas. Las palomas armaban un alboroto para poder agarrar un poco.
Ya acabado el grano, en un pequeño guacal de plástico color rojo, don Víctor colocaba agua fresca para las pequeñas avecilla, para que introdujeran sus diminutos y delicadospicos, con los cuales absorbían casi gota a gota aquel limpio líquido, obedeciendo a su instinto natural acudían en pequeños grupos.
Don Víctor acostumbraba luego de esta rutina, a tomar una taza de café. Le pedía a su esposa aquel pequeño antojo. Ella le observaba el rostro fijamente, con una inmensa ternura, con aquellos ojos grisáceos, que parecían brotes de agua zarca. Con una sonrisa en suboca, aquella bella mujer de tez morena se dirigía a la cocina por la taza de café. Sabia que a su esposo le gustaba el café hecho en hornilla de barro, para beberlo recién sacado del fuego. El rico aroma se expandía por cada rincón de la casa.
Cayó la tarde, las aves anunciaban la noche. Don Víctor y su esposa sentados en la mesa, uno frente al otro. Ella dijo: “Gracias señor por este alimento,bendícelo y te pedimos que se convierta en alimento para nuestros cuerpos”. Amén – terminaron los dos-, comenzaron a comer. Don Víctor le sonrió a su esposa y le dijo con vos tierna y suave “Te amo, muchas gracias por la cena”. Ella sonrió y lo miro lleno de ternura.
Terminaron la cena. Ambos se levantaron. Don Víctor se dirigió a la sala, y observaba fijamente la foto que estaba colocada en lapared blanca. Era de uno de sus hijos, fallecido en la guerra. Una pequeña lágrima atravesó su mejilla. Pensó en ese instante, “Señor estoy seguro que lo tenés gozando de tu gloria, vos sabes que el dio la vida por que sus hermanos tuvieran un lugar mejor donde vivir y también los Quería proteger”.
Luego de eso se fueron a acostar. Antes de dormir don Víctor comentaba lo bueno que había sido su...
tracking img