Preso de jesucristo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1348 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Preso de Jesucristo
“Por tanto no te avergüences del testimonio de nuestro Señor, ni de mí, preso Suyo; antes sé
participante de los trabajos del Evangelio según la virtud de Dios” (2 Ti. 1:8).
Estas palabras del apóstol Pablo fueron dirigidas a Timoteo, su hijo en el Evangelio, en los
últimos días del ministerio del apóstol. En aquel tiempo, el Emperador Nerón había encarcelado
a Pablo enRoma por causa del Evangelio de Cristo. Allí, Pablo esperaba su ejecución.
Desde el principio de su llamamiento, Pablo fue designado por Dios para sufrir por causa del
Nombre de Jesucristo (Hch. 9:16). Por lo tanto, durante todo su ministerio y hasta el momento en
que fue degollado por el testimonio de Cristo, Pablo fue preso del Señor (Ef. 3:1 y 4:1).
Un preso está en detención por restricciónforzada; privado de libertad de acción o de expresión.
Es privado de su propia voluntad. El preso está sujeto a las órdenes del carcelero. Despierta por
orden, come por orden, habla por orden. Todo lo que hace es el resultado de órdenes.
En toda la historia del pueblo de Dios, en Israel y en la Iglesia, Dios ha llamado a hombres para
ocupar ministerios especiales entre Su pueblo. Dios les hadado revelación sobre Sus verdades.
Les ha dado visión sobre la condición espiritual de Su pueblo. Dios ha puesto sobre ellos Su
carga. Los ha privado de libertad; los ha despojado de su propia voluntad y formado en ellos la
voluntad del Eterno. Estos hombres son presos del Todopoderoso.
Esta es la descripción del ministerio que Dios le ha encomendado a nuestro pastor anciano,
EfraimValverde, Sr. El Señor le ha dado a nuestro anciano revelación en Sus verdades. Le ha
dado visión sobre la condición espiritual de la Iglesia en éstos los últimos días. Con claridad
espiritual, nuestro hermano ha visto el engaño y la apostasía que ha atrapado a la Iglesia. Él ve la
influencia prevaleciente de los “espíritus de error y doctrinas de demonios” (1 Ti. 4:1). Por lo
tanto, el Señor hapuesto en nuestro hermano un mensaje de advertencia para la Iglesia; un
mensaje de restituir las verdades originales de la Palabra de Dios, que es “la fe que ha sido una
vez dada a los santos” (Jud. 3).
Nuestro pastor anciano ha recibido revelación en el “misterio de la piedad” (1 Ti. 3:16), que es
el entender que Dios es Uno (Dt. 6:4); que el Señor Jesús es “la Imagen del Dios Invisible”
(Col.1:15), la Única Persona en la Deidad (Col. 2:9); que el Nombre del Señor Jesucristo es el
“el Nombre que es sobre todo nombre” (Fil. 2:9), y que solamente en este Nombre hay perdón
de pecados (Hch. 2:38, 4:12, 8:16, 10:48, 19:5 y 22:16). Además, nuestro hermano ha recibido
revelación sobre el misterio de la humanidad del Señor Jesús.
Dios le ha dado a nuestro hermano conocimiento en el misteriode Israel, que es el entender el
lugar especial que tienen la nación de Israel y el pueblo Judío en los propósitos soberanos del
Eterno; el entender que Israel fue cegado por Dios para que Su misericordia alcanzara a los
gentiles (Ro. 11:32); que al cumplirse “el tiempo de los gentiles”, entonces “todo Israel será
salvo” (Lc. 21:24 y Ro. 11:25-26), porque Israel nunca ha dejado de ser elpueblo escogido de
Dios (Jer. 31:35-36 y Ro. 9:4-5). Así también, nuestro hermano ha recibido revelación para
entender la actitud correcta del Cristiano gentil para con el pueblo Judío, que es una actitud
2
basada en amor y de una deuda de gratitud por el lugar especial que ellos ocupan ante el Dios de
Israel.
El Señor le ha dado a nuestro hermano revelación en el misterio de la Iglesia (Col.1:26-27), que
es el llamamiento de los creyentes gentiles para ser “juntamente herederos,” con Israel, de las
promesas de Dios “por el Evangelio” (Ef. 3:3-6). Esta revelación incluye el entender que la
Iglesia es solamente una, que su único dueño es el Señor Jesucristo (Mt. 16:18), y cuál es la
forma correcta de gobierno ordenada por el Señor para Su Iglesia (Mt. 20:25-28).
De estos tres...
tracking img