Presupuestos materiales y procesales en la aplicación de las consecuencias accesorias a las personas jurídicas: objeciones y bondades

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 38 (9407 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Presupuestos materiales y procesales en la aplicación de las consecuencias accesorias a las personas jurídicas: objeciones y bondades

Amelia Lida Espinoza Montes
Bachiller en Derecho y Ciencias Políticas
De la Universidad Peruana Los Andes

I. Descripción de la problemática

El Presente trabajo se estructura sobre la base del Acuerdo Plenario Nº 7-2009/CJ-116, del 13 denoviembre de 2009, referido a las “Personas Jurídicas y Consecuencias Accesorias” y, en consecuencia, se circunscribe al ámbito de lo establecido por el art. 105º del CP. El mencionado Acuerdo Plenario responde a la necesidad de búsqueda de pautas o criterios que orienten la interpretación jurisdiccional al momento de imponer las sanciones (consecuencias accesorias) que correspondan a la personajurídica.

En ese sentido, ante la falta de presupuestos legales necesarios, tanto a nivel del derecho penal sustantivo (CP de 1991) como del procesal penal vigente (C de PP de 1940), destinados a la aplicación, por parte del órgano jurisdiccional, de las denominadas consecuencias accesorias, cuando el delito fuere cometido a través o con ayuda de las personas jurídicas, la Corte Suprema deJusticia de la República ha decido establecer como doctrina legal ciertos principios que cubren los vacios normativos dejados por el legislador. Cabe resaltar que, en el ámbito procesal, dicha creación jurisprudencial toma como referente a las previsiones legales contempladas en el Nuevo Código Procesal Penal (NCPP) en su Título III, Sección IV, del Libro Primero; dispositivos que incorporan a la personajurídica como un verdadero sujeto procesal, siempre que le puedan ser aplicables las consecuencias jurídicas previstas en los arts. 104º y 105º del CP, y sobre la que recaen todas los derechos y garantías de las que goza el imputado.

Es así, que a nivel jurisprudencial se cuenta hoy en día con ciertos lineamientos destinados a determinar si se impone o no una consecuencia accesoria,elegir cuál de ellas se asigna en el caso concreto y, finalmente, cuantificar racional y proporcionadamente la consecuencia accesoria impuesta; superando así el déficit en su aplicación por parte de los órganos jurisdiccionales, debido a la poca claridad en la determinación de los fundamentos que sustentarían la imposición de dichas medidas.

Sin embargo, antes de afrontar un análisis críticosobre los mencionados criterios formulados por la Corte Suprema, resulta insoslayable exponer brevemente una cuestión sumamente debatida sobre la naturaleza de las sanciones aplicables a la persona jurídica, que en nuestra legislación se denominan consecuencias accesorias. Y es que, la determinación de dicha naturaleza o el significado de aquellas consecuencias jurídicas se encontrarácondicionada, de una u otra forma, al modelo de atribución de responsabilidad que se asuma. De modo alguno es indiscutido el hecho de que la persona jurídica deberá ser sancionada, lo debatible es, en primer lugar, si para dicha sanción se requiere de la capacidad de culpabilidad de persona jurídica; y, en segundo lugar, la naturaleza de aquellas sanciones. Sin embargo ello no ha sido óbice para la previsiónen el Derecho comparado de una serie de medidas atribuibles a las asociaciones en cuyo ámbito o a través de las cuales se haya cometido un hecho punible.

Antes bien, debe quedar claro que, en nuestro país el modelo de imputación penal asumido por el legislador en nuestro CP, es el de responsabilidad personal por el hecho delictivo; vale decir, solo responde jurídico penalmente - ya seacomo autor o partícipe - una persona natural, por un injusto penal único realizado por el autor, quedando proscrita la responsabilidad penal de la empresa o persona jurídica, ello en virtud al art. 27º del CP de 1991, que consagra el viejo principio de “Societas delinquere non potest”. Conforme a ello, la legislación peruana no prevé ni penas ni medidas de seguridad dirigidas a la persona...
tracking img