Pretenciones cojas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1229 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de diciembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Pretensiones Cojas

Son los símbolos más rudimentarios los que vienen a darle significado a la investidura del poder. Recuerdo la coronación en el cuartito de juguetes que teníamos en casa de mi abuela; ahí uno se sentaba y se le ponía una coronita de papel, sino, cualquier tiliche que sirviera como gorra de estilos monárquicos y entonces sí, te tocaba ser el Rey por un momento; todo rápido,antes de que te llamaran a comer y tuvieras que bajar a toda prisa. Porque ahí el lugar de Rey no tenía ya ningún peso, y bueno era si ganabas en las escaleras y te sentabas junto a la abuela, que si no, vete a la vieja sillita de metal, esa en la que todos se suben para alcanzar los vasos de la alacena.

La última navidad fue distinta; hubo que ponerle una hoja doblada diez veces a la pata de lamesa. “Muchos años de servicio a la comunidad” dice mi abuela, “esta mesa me la compró tu abuelo; que buena mesa, cuánto nos ha durado, eran otros tiempos…”.Y ahora si… a toparse con las muchas cafeterías donde hay que jugar a las tazas locas para que no se te venga encima el café o el pedazo de pastel de chocolate… y entonces, como Lorenzo de Terán, todo será un viaje en esta montaña rusa quellamamos Presidencia de la República…

La política mexicana no es la ficción más glamurosa; pero si la más envolvente; la política mexicana no se resume con un libro empastado en terciopelo rojo; sino diariamente con periódico en mano, una taza de baño sucia y un buen rollo de papel; la política mexicana se disfruta más discutiéndola en unos tacos de Coyoacán o en unas garnachas del Mercado Zapataque en un café “nais” de la Condesa o de Polanco. A Nicolás Valdivia seguro se le encuentra en San Ángel tomando un coctel después de clase de economía política en el ITAM y al viejo del portal seguro lo recuerdan sus alumnos más queridos de la facultad de Derecho de la UNAM. A Cástulo se le puede reclutar en cualquier esquina y a María del Rosario se le halla en alguna dependencia públicahaciendo disque sus “pininos” para trascender. La puta política o la política y sus putas; da lo mismo, la política es un “teibol” y al momento de la variedad cualquier nalga es buena para negociar y cualquier pito sirve para encañonar la amenaza, la cooptación o el pacto.

Carlos Fuentes pone sobre la silla los verdaderos rostros de la “realpolitik”, esa donde lo importante no es el fondo sino laforma, ahí donde los políticos se construyen y se van amasando con manos ajenas. Hay quien dice que no hay político libre, que no hay político sin cadenas, y a esto no le falta sustento; pues basta ver el peso de los zapatos y las corbatas para entender que siempre hay cuotas e intereses que deben pagarse. No hay nadie exento de poder quitarse de encima los fierros y las ataduras; pero entoncessiempre quedará bien sujeto el cinturón. Hay traiciones; pero dándole honor al enunciado más famoso de la física: “las traiciones no se crean ni se destruyen sólo se transforman”, y se transforman en todo: en lambisconerías, en asesinatos, en premiaciones, legitimaciones y hasta en comedias…

En México la sangre tiene su peso, y su fluir a veces parece estar determinado únicamente por los causes quela violencia determina. Los linajes aún mantienen simbolismos que trascienden; sin embargo esta tierra tiene barro y a todo barro se le puede dar forma. En este país, se dice, todos pueden ser políticos, y para serlo sólo se necesita una de estas dos características: o ser muy cabrón o ser muy pendejo…

Y en la silla del águila caben todos; cabe el de las maestrías en Francia, el que limpia losbaños del Senado o el que se formó en las carreras tradicionales de la educación pública mexicana. Caben también las putas y los lambiscones; los idealistas y los ladrones; al final la vía última en este país es una sola y hasta al más descarrillado se le da una oportunidad para subirse al tren. Aquí rememorando el cinismo tlacuachero podemos citar que “vivir fuera del presupuesto es vivir en el...
tracking img