Problema en libia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1760 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
PROBLEMA EN LIBIA
En términos generales, se trata de un problema regional en el África norte. Principalmente en las regiones con predominancia musulmana y países donde se han tenido gobiernos muy amplios para los mismos dirigentes. El inicio se dio en Túnez ( aun lado de Libia), y en Egipto se logró la primera "liberación" de gobierno. Esto provocó un efecto "dominó" por la regiones cercanas(libia se encuentra entre Túnez y Egipto).
La teoría secundaria -no comprobada-, es que se trata de una influencia norteamericana para lograr influencia del control del petróleo (Libia es el tercer productor a nivel mundial), sin embargo, se trata sólo de una teoría, aunque cabe decir que no es descabellada.
Quaddafi y el problema de Libia
Los levantamientos africanos de 2011 incluyen ya un nuevoepisodio: Libia; en el centro del huracán se encuentra uno de los más bizarros dictadores del mundo: Quaddafi
En las últimas semanas la situación del Coronel Quaddafi se ha vuelto incierta. Por un lado, el avance de las fuerzas leales a su régimen ha encontrado enorme resistencia fuera de Tripoli (la capital); por otro, frecuentemente circulan historias en los medios según las cuales el “rey dereyes” rápidamente va perdiendo el apoyo de miembros importantes del ejército y el gobierno libios. Simultaneamente, gobiernos aqui y alla no dejan de exhortarlo a dejar el poder al tiempo que la comunidad internacional se ha abstenido de realizar maniobras militares que pudieran ser interpretadas como amenaza a las posiciones del Coronel en la zona. Tampoco ha habido un reconocimiento obvio a losrebeldes libios ni se les ha canalizado ayuda militar oficial – a pesar de que éstos la han solicitado explicitamente y han formado una nueva administración en Benghazi (el Consejo Nacional Libio).
Con todo, Quaddafi declaró recientemente su intención de “morir como un mártir” en defensa de la “revolución libia” frente a las “agresiones” de quienes llama “terroristas de al-Qa’ida” y en rechazo alos intereses de los “poderes imperialistas occidentales”. Esto no debería sorprender a nadie – después de todo, desde el golpe de estado de 1969 que lo impuso como Jefe de Estado, un buen número de acontecimientos y anecdotas han indicado que a Muammar el-Quaddafi le caracteriza, por lo menos, una gran excentricidad.
No obstante, aunque se trate de un hombre trastornado, sus declaraciones nodeben tomarse a la ligera. Cierto, la rebelión en su contra le ha debilitado pero Quaddafi aún es capaz de masacrar a cientos de sus connacionales, como ya lo ha hecho en el pasado. El terror que sus fuerzas han esparcido dentro y en las inmediaciones de Tripoli recientemente es solo una muestra. Esto, sin mencionar que posee toneladas de compuestos quimicos tóxicos que, de ser utilizados, causaríangrandes daños más allá de las fronteras libias. Y esta también, por supuesto, las consecuencias que una Libia en guerra civil traen para el mercado de petróleo.
El punto escencial aqui es que, por el bien de todos, Quaddafi se tiene que ir – y esto, idealmente, tendría que pasar lo antes posible a fin de minimizar el número de víctimas, la destrucción, y la inestabilidad de la zona (que ya depor si se ha incrementado bastante). Sin embargo, es necesario proceder con suma cautela. Por lo menos en este momento la acción militar se antoja mala idea porque daría credibilidad al argumento (muy frecuente) de Quaddafi de que los poderes imperiales desean controlar Libia y el Medio Oriente. Además, sabiendose sin escapatoria, es probable que decida llevarse a la mayor cantidad de víctimas conél. Por otra parte, los Estados Unidos y sus aliados no pueden darse el lujo, por razones politicas y presupuestales, de intervenir en otro pais árabe con petróleo.
Una posibilidad que se puede explorar es la mediación internacional a fin de negociar una estrategia de salida para Qaddafi y su familia a cambio de su renuncia. Esto asume, por una parte, que el Coronel (aunque perseguido por el...
tracking img