Procedimientos Técnicos Indaabin

Aguascalientes, Ags. enero 06 de 2008

La misericordia de Jesús
Marcos 1:40-42

Marcos 1:40
Jesús se levantó aquel día con un propósito: predicar en Galilea. Alguien lo estuvo observando, detectando cada uno de sus movimientos; de pronto, sus ojos no podían creerlo, Jesús se dirige hacia donde él está escondido, su corazón palpita fuertemente, la emoción lo embarga, le tiemblan las piernas,y sin pensarlo dos veces corre hacia el Señor, se arriesga a pasar frente a todos, arriesga la vida —pues es un leproso— pero vale la pena. El hombre enfermo pensó: además de predicar, Jesús tiene misericordia de los endemoniados ¿por qué no iba a tenerla de los leprosos? Así que, con la fe por delante va a él, le busca y encuentra. El imaginar esta escena nos mueve a imitar su fe, hagamos lomismo con cuatro cosas que hizo:

1.- Vino
“El —Jesús— siempre está, cuando todo anda mal, él siempre está cuando esperanza no hay” dice un canto que parece reflejar la condición del leproso. Éste hombre a plena luz del día y arriesgándose a que la gente lo apedreara, buscó a Jesús, acudió a Jesús y Jesús le recibió. Él recibe a los endemoniados, recibió a un sucio y maloliente leproso ¿Por qué noha de recibirte a ti? No importa lo mal que te haga ver el pecado, cuan hundido estés, arriésgate, ve a él, ábrele tu corazón y quédate a su lado, vale la pena.


2.- Rogándole
Nos hemos acostumbrado a pedir las cosas de manera mecánica, le pedimos a un aparato telefónico que nos comunique con alguien y lo hace, le pedimos a una computadora que nos conecte a Internet y lo hace, le pedimos alcajero automático que nos de nuestra quincena y lo hace. Pero Jesús es el Señor, es Dios y es Rey, no es un objeto y tampoco un amuleto. Por favor, Jesús es Dios, Jesús es Creador y Jesús es Señor y Salvador, aprendamos a reconocerlo. La próxima vez que nos dirijamos a él roguémosle con un corazón humilde.

3.- Hincada la rodilla
Hace veinte años que llegamos a Aguascalientes, los esposos, loshijos y nietos se hablaban de usted, los hijos besaban la mano de los padres, los hombres cedían el asiento a las damas, etc. En 2008 las cosas han cambiado, parece que la educación y el respeto se acabaron, lo mismo está pasando entre los creyentes, queremos tratar al Señor como a cualquiera, peor aún como un objeto que tiene la obligación de darnos lo que le pedimos. ¿Será porque realmente nolo conocemos?

No pretendo decir que ahora todos nos hinquemos en las calles o en las congregaciones, para que todos nos vean y aprendan, pero sí que reflexionemos ¿Cuándo fue la ultima vez que me dolieron mis rodillas al estar ante el Señor en mi recámara? ¿Hoy, ayer, la semana pasada?. Hoy puede ser un buen día para iniciar.


4.- Le dijo
Habló con Jesús. En una iglesia ya entrada la nochecuando las reuniones se habían acabado, un muchacho entraba, se pasaba hasta el frente, se quedaba un rato y después se iba. El pastor pidió a un diácono que vigilara al muchacho pues parecía sospechoso; así lo hizo y descubrió que nada robaba y no hacía nada malo; tiempo después dejó de asistir. El pastor, en una de sus visitas al hospital lo vio enfermo en una cama, al acercarse a platicar conél, el muchacho le contó que acudía a la iglesia después del trabajo y platicaba con Jesús diciendo: ¡hola Jesús soy Jimy! y que al no poder asistir más a platicar con él debido a su condición, el Señor lo había visitado en el hospital diciendo: ¡hola Jimy soy Jesús!

Habla con Jesús, él quiere que platiques con él y lo mejor de todo es que él quiere platicar contigo.

Marcos 1:41-42
Jesústenía una misión: predicar. Pero ni siquiera su misión le impide ver el corazón necesitado, la vida destrozada y la esperanza que tiene un hombre cubierto por la lepra. La respuesta a la petición del Leproso no se hace esperar, Jesús como siempre, como hasta ahora, ¡actúa! Y de que manera, el leproso dice a Jesús: “si quieres, puedes limpiarme” El Señor le responde feliz “Quiero, sé limpio” Que...
tracking img