Proceso penal salvadoreño

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 38 (9424 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
|[pic] |
| |

SALIDAS ALTERNAS
La Definición de “Seguridad Ciudadana” como discurso
La seguridad ciudadana se ha convertido en la mejor manera de implementar un discurso de caráctersimbólico en la política criminal centroamericana.
Las tendencias de la reforma parcial del Código Penal solo atienden a aumentos de pena para acometer la criminalidad violenta, así como a ciertos fenómenos de reciente incidencia social como lo son: delitos sexuales, violencia doméstica, secuestro, etc.
Lo simbólico de la política de seguridad
El legislador centroamericano se ha dado cuentade los efectos favorables de la legislación penal, genera confianza y produce muy pocos efectos evidentes.
Si los efectos no son los deseados, siempre se puede recurrir al derecho penal, alegando que si los medios dispuestos no son suficientes para acabar con la criminalidad, siempre se pueden construir más tipos penales o agravar las penas.
Lo simbólico está en los efectos inexistentes de laactividad legiferante y de la recurrencia de los medios represivos para “resolver” problemas de conducción social.

La discusión en torno al “uso” del derecho penal como herramienta de conducción social.

En los últimos años no ha habido ningún intento por detener el uso del derecho penal como herramienta de conducción social.
Se confía en el derecho penal como instrumento de solución deproblemas de distribución de riqueza, de salud, de protección de la economía, de la recaudación de impuestos, de control del tráfico ilícito de estupefacientes..
En todos estos campos el derecho penal ha demostrado un alto grado de incapacidad para producir soluciones.
La reforma procesal se ha entendido como una forma de “EQUIPAR” con nuevaas herramientas de investigación a los órganos de lapersecución penal.
El derecho penal frente a las tenazas de la legitimación
La evitación de funciones instrumentales y la reducción del ámbito de la venganza represiva no deben verse como una evitación de someter al derecho penal a las necesarias adecuaciones requeridas por las relaciones sociales.
Estas reducciones responden más bien a los mandamientos concretos dictados por un modelo del Estado deDerecho de carácter republicano.

El surgimiento del derecho procesal penal eficiente
Eficiencia procesal y principio acusatorio
Los problemas de un proceso penal “eficiente”
Se trata de una demostración de la “cabalgata victoriosa del proceso penal norteamericano.
La oportunidad reglada ha introducido figuras que nos eran extrañas a nuestra tradición constitucional tales como la del testigo dela corona, los arreglos o compromisos fiscales a cambio de informaciones para la persecución, etc.
Problemas del Proceso Penal eficiente.
Ha producido una reducción de derechos del justiciable a cambio de un modelo procesal que “supuestamente” potencia el debate como el objetivo más importante del proceso, mientras que, al mismo tiempo, introduce una serie de figuras que lo exceptúan y loevitan.
Eficiencia vs. Derechos
Se trata, entonces, como siempre, del eterno equilibrio entre los fines procesales y los derechos constitucionales que son cercenados para generar la reacción penal que es esencial para satisfacer los fines simbólicos de la política criminal.
Las reformas procesales
Los países de Centroamérica han ido reformando su legislación procesal de manera que cada una de ellasse parece mucho a la otra.
El fenómeno de una especie de modelo globalizado de proceso ha llegado a los diversos Congresos y Asambleas en Centro América.
Articulación entre la ley adjetiva y sustantiva
La necesaria articulación ha sido difícil.
Sobre todo en materia de penas, y de alternativas a la prisión preventiva, el avance ha sido muy lento.
Aunque se introdujo la cesura del proceso,...
tracking img